La ciudad imaginada.  Disciplina y repetición

El pasado domingo 16 de septiembre, el corredor keniano Eliud Kipchoge estableció en Berlín el nuevo récord mundial de la maratón, que es la carrera cuya distancia está establecida en 42 kilómetros y 195 metros. El tiempo empleado por el atleta fue de 2 horas, 1 minuto y 39 segundos, rebajando en 1 minuto y 18 segundos la anterior plusmarca establecida por Dennis Kimetto en 2014. Esto significa que Kipchoge corrió a una velocidad sostenida superior a los 20 kilómetros por hora, un verdadero logro para el ser humano.

Para alcanzar este nivel, Kipchoge ha desarrollado un sistema para ampliar sus capacidades corporales, donde la disciplina y la repetición son factores clave. Todos los atletas de alto rendimiento tienen métodos de entrenamiento donde se va puliendo el diamante en bruto del que disponen pero que, gracias a un trabajo sostenido, les permite sobresalir del resto de los mortales.

Edición impresa digital aquí