Jerry López, de bolero en Vallarta a ganador de la Copa Davis

Jerry López, de bolero en Vallarta a ganador de la Copa Davis

Una noticia que llenó de orgullo a los vallartenses fue el reciente triunfo de México sobre Bulgaria, en la Copa Davis, pues fue el patasalada Gerardo “Jerry” López Villaseñor el tenista que logró coronar la victoria, después de 33 años que los nacionales no lo lograban en suelo europeo.

El histórico triunfo de Jerry López, el pasado fin de semana, aún emociona; fueron 210 minutos de competidos parciales de 7-6(6), 4-6 y 7-6(5), que llenó de orgullo tricolor a México, quien desde 1988 no saboreaba las mieles de la victoria en un torneo tan importante.

SU HISTORIA

Jerry nació en Puerto Vallarta hace 26 años, el 12 de mayo de 1995, hijo de Raúl López Peña y Laura Villaseñor Gómez. Su infancia la vivió en la colonia 5 de Diciembre y después la familia se mudó a Versalles.  

Ya trae en la sangre su amor al deporte blanco, pues su papá es también tenista amateur y es sobrino del principal promotor tenístico en Puerto Vallarta, Martin Parra Estrada, que fue su descubridor y quien le enseñó a dar sus primeros raquetazos.

Sus primeros estudios también fueron en colegios de Puerto Vallarta: Jean Piaget y Sor Juana Inés De la Cruz. Siempre combinando con el deporte. Así buscó oportunidades y la universidad la cursó en Estados Unidos, en la Universidad de Kentucky y en la TCU, en Dallas, Texas.

“Mira su papá ha sido tenista toda la vida, él lo llevaba cuando jugábamos...Jerry era muy inquieto, siempre le gustó mucho el deporte, siempre fue muy apasionado del tenis, afortunadamente se disciplinó y le gustó el tenis, y ahorita gracias a Dios ahí está echándole muchas ganas”, recordó Martin Parra. 

EJEMPLO PARA LOS NUEVOS VALLARTENSES

Desde niño, en el legendario John Newcombe Tennis Club, empezó su carrera desde abajo, primero como bolero. Cuya historia puede ser inspiracional para las nuevas generaciones de vallartenses.

“El Jerry es una persona muy disciplinada, sano...es muy buen ejemplo para los niños. Cuando llega una oportunidad hay que trabajar, no desesperarse, es un deporte de mucha disciplina, como todos los de alto rendimiento...a echarle muchas ganas y seguir picando piedra”, señaló el orgulloso tío.

Gracias a su triunfo en Sofía, Bulgaria, fue invitado especial a uno de los principales torneos de Latinoamérica, el Abierto Mexicano de Acapulco, donde se encuentra actualmente concentrado.

Martín Parra consideró que, el triunfo de su sobrino sin duda puede ser positivo a la promoción del destino turístico de Puerto Vallarta. Al momento no se han comunicado con él las autoridades locales, ni le han programado algún reconocimiento, solo el director del COMUDE buscó un acercamiento.

 

Comparte