Javier Duarte podría solicitar libertad condicional

Javier Duarte

Javier Duarte, exgobernador de Veracruz, cumplió la mitad de su condena, la cual es de nueve años en prisión por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa.

De acuerdo a lo que marca la ley, Duarte podría pedir libertad condicional. No anula la condena pero lo posibilita a seguir su proceso en prisión domiciliaria con el uso de un brazalete.

La defensa de Javier Duarte adelantó que ya analizan presentar la solicitud pues se cumplen con todos los requisitos que establece la ley.

 

Los cargos por los que cumple condena

Además de estar cumpliendo una condena por lavado de dinero y asociación delictuosa, Javier Duarte lleva también un proceso por diversos hechos de corrupción a nivel local, sin embargo no se le impuso prisión preventiva.

 

Los otros cargos 

También tiene una orden de aprehensión porque se le acusa de desaparición forzada la cual no ha sido cumplimentada por no formar parte del paquete de delitos por los cuales se pidió su extradición.

En un principio, Javier Duarte tenía dos procesos penales por parte de la Fiscalía General de Justicia de Veracruz por el uso ilícito de un helicóptero oficial y por el desvío de más de 200 millones de pesos.

La defensa de Duarte logró cerrar uno de los procesos de manera definitiva y en el otro consiguieron anular la prisión preventiva.

En junio del 2018, un juez giró una orden de aprehensión en contra de Javier Duarte por su probable responsabilidad en omisiones sobre la desaparición forzada de varios jóvenes a manos de la policía estatal.

Este proceso no ha podido iniciarse pues se requiere la autorización de Guatemala para iniciar un proceso distinto por el que se reclamó su extradición.

También existe una carpeta de investigación de la FGR en contra de Javier Duarte y su exesposa Karime Macías por posibles delitos fiscales; sigue en integración por lo que no se han tenido mayores resultados.

Asimismo existen 35 carpetas de investigación en contra de la administración que encabezó Javier Duarte por malos manejos y desvío de recursos por más de 50 mil millones de pesos que hasta hoy, siguen desaparecidos. 

 

¿Cómo podría salir libre?

Después de ser extraditado a nuestro país, Javier Duarte fue internado en el Reclusorio Norte. Ahí comenzó un proceso penal; al principio intentó defenderse pero en una audiencia llevada a cabo el 26 de septiembre del 2018, Duarte renunció a su derecho de ir a juicio y se declaró culpable.

A cambio de este procedimiento abreviado, el juez impuso las penas mínimas que fueron de nueve años de prisión por los delitos de lavado de dinero y asociación delictuosa. Asimismo se le confiscaron propiedades y se le impuso una multa como reparación del daño.

La pena comenzó a contabilizarse a partir del primer día que fue detenido en Guatemala.

La Ley Nacional de Ejecución Penal establece en sus artículos 136 y 137 que una persona podrá solicitar “libertad condicionada” si cumple con los siguientes requisitos:

  1. Que no se le haya dictado diversa sentencia condenatoria firme.
  2. Que no exista un riesgo objetivo y razonable en su externamiento para la víctima u ofendido, los testigos que depusieron en su contra y para la sociedad.
  3. Haber tenido buena conducta durante su internamiento.
  4. Haber cumplido con el Plan de Actividades al día de su solicitud.
  5. Haber cubierto la reparación del daño y la multa, en las modalidades y con las excepciones establecidas por la ley.
  6. No estar sujeto a otro proceso penal del fuero común o federal por delito que amerite prisión preventiva.
  7. Que se haya cumplido con la mitad de la pena tratándose de delitos dolosos.

La defensa del exgobernador considera que se cubren con todos los requisitos que establece la ley, por lo que ya analizan la presentación de la solicitud:

“Se cumple con todos los requisitos que exige la ley para acceder al beneficio preliberacional y esperamos que no se busquen politizar cuestiones que deben de ser estrictamente jurídicas y así respetar el Estado de Derecho”.

Comparte