Italia prolonga las restricciones para contener el covid

Roma, Italia ante restricciones por segunda ola de coronavirus

Italia decidió retrasar la reapertura de las escuelas secundarias, como parte de las restricciones para contener la propagación del covid, una medida que preocupa debido al aumento del abandono escolar tras meses de enseñanza a distancia.

El regreso presencial a la escuela secundaria iniciará el 11 de enero y no el 7 de enero como estaba programado inicialmente. 

Los estudiantes más jóvenes regresarán a la escuela el día 7, pero solo el 50%, según el decreto adoptado por el Consejo de Ministros en la madrugada del martes.

Se trata de una decisión de carácter nacional, debido a que varias regiones ya habían decidido posponer el inicio del año escolar hasta finales de enero debido al elevado contagio.

Los estudiantes italianos han tenido sólo unos pocos meses de lecciones presenciales en 2020 debido al confinamiento impuesto en marzo y las nuevas restricciones adoptadas en octubre para hacer frente a la segunda ola del coronavirus.

Italia, el primer país europeo afectado por la pandemia, ha registrado más de 75.000 muertes.

La ONG Save the Children advirtió en un comunicado este martes sobre el impacto que esas medidas tienen para los adolescentes. 

Según un estudio, el 28% de los estudiantes sostiene que al menos un compañero de clase ha abandonado las lecciones, lo que implicaría un aumento notable de la mortalidad escolar.

Según la encuesta, para 1.000 adolescentes de 14 a 18 años, las principales razones del abandono escolar, son la dificultad para conectarse en línea y la falta de concentración. 

El 37% de los estudiantes entrevistados sostiene que su capacidad de estudio se ha visto afectada negativamente. 

Para la ONG, la mayoría de los estudiantes no cuentan con buenos equipos ni con el espacio adecuado para trabajar en la casa. 

"Se corre el riesgo de que las largas ausencias escolares se transforme en abandono permanente y que muchos adolescentes, en un contexto de grave crisis económica, acaben engrosando las filas de los trabajadores explotados", advirtió Raffaela Milano, director de la ONG para Italia y Europa, en un comunicado de prensa. 

En el nuevo decreto, el gobierno también prolongó la prohibición de circular entre las distintas regiones hasta el 15 de enero y confirmó que los bares, cafeterías y restaurantes permanecerán cerrados el 9 y 10 de enero. 

Toda la península fue clasificada como zona "roja", es decir de alto riesgo de contagio, durante las celebraciones de fin de año, que se concluyen el 6 de enero con la fiesta de la Epifanía, festivo en Italia.

Comparte