Influenza AH1N1 suman 116 muertes, confirma UNAM

influenza AH1N1 116 muertes

Hasta el 23 de enero, en el País se registraban 2 mil 241 casos confirmados del virus y 87 muertes

CDMX.– Aunque para esta temporada de influenza se esperaba que circulara más el virus tipo A H3N2, a la fecha se registran más casos de A H1N1.

Desde 2014, se presentó un ciclo en el que un año predominaba la cepa A H3N2 y al siguiente A H1N1. Sin embargo, este 2020 el ciclo se rompió y ahora hay más casos de A H1N1, como en 2019.

“El predominio del subtipo viral durante la temporada ha cambiado a influenza A H1N1 en el 48 por ciento de los casos, seguido de influenza A H3N2 en un 37 por ciento”, reportó la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud (Ssa) en su informe semanal sobre esta enfermedad.

Hasta el 23 de enero, en el País se registraban 2 mil 241 casos confirmados de influenza y 87 muertes.  De los casos confirmados, mil 64 corresponden a la cepa A H1N1, así como 51 decesos.

Las entidades con más casos registrados de influenza son la Ciudad de México, con 474 y nueve muertes; el Estado de México, con 203 y 7 fallecimientos, y Yucatán, con 134 casos y seis muertes.

El infectólogo Juan Luis Mosqueda, académico de la Universidad de Guanajuato, explicó que esta temporada de influenza inició con más casos de A H3N2 y ahora circula con predominio la cepa A H1N1.

El especialista aseguró que esto no es alarmante porque la vacuna protege contra las cuatro cepas.

Recordó que el virus A H1N1 causó la epidemia de influenza de 2009 porque en ese año era nuevo y desconocido, pero ahora la vacuna también protege contra él.

Además, el 97 por ciento de los decesos se asocia a falta de vacunación y el 34.5 por ciento con la presencia de cormobilidades, como hipertensión arterial, diabetes mellitus, obesidad e insuficiencia renal, de acuerdo con el informe.

En tanto, en el 36 por ciento de las muertes, se registró un retraso en el inicio del tratamiento oseltamivir y en 28 por ciento en la atención médica.

Hasta el momento, el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) no ha identificado mutaciones relacionadas con cambios antigénicos, ni cambios en la virulencia o patogenicidad del virus de influenza.

Tampoco se han identificado resistencias virales a oseltamivir.

Sin embargo, Mosqueda llamó a la población a continuar con las medidas preventivas para evitar contagios como lavarse frecuentemente las manos con agua y jabón y al estornudar cubrir nariz y boca con en el antebrazo.

Al respecto, Rosa María Wong Chong, miembro de la División de Investigación de la Facultad de Medicina de la UNAM., explicó que en 2017 predominó el tipo de influenza A (H3N2), que convive con las personas desde hace más de 50 años. En contraste, entre 2018-2019, se ha presentado el tipo A(H1N1), que con una década de existencia, es más agresivo. Por ello es que en esta temporada “podría haber un mayor número de casos y probablemente sean más graves, sobre todo porque mucha gente no está vacunada”.

La especialista explicó que después de la epidemia de 2009, cuando surgió el nuevo virus A (H1N1)las cifras anuales iban a la baja, hasta la temporada 2013-2014, cuando hubo un repunte de mil 853 casos y 220 defunciones, también asociado a una mayor presencia de esa variante del virus.

Fuente: Diario

Lo más visto