Inédito Miércoles de Ceniza sin cruz en frente

Miércoles de ceniza en pandemia

Pese a la recomendación de quedarse en casa y evitar acuidir a los templos en este “miércoles de ceniza”; los templos vallartenses registraron la concurrencia de feligreses, aunque muy inferior a otros años por la pandemia. Hoy por primera vez, no se marcaron cruces en las frentes para evitar el contacto, por lo que se optó por esparcir el polvo sobre la cabeza. 

El sacerdote Francisco Javier Santiago Dueñas, párroco del templo de San Miguel Arcángel, en la populosa delegación de "El Pitillal", al iniciar la cuaresma, una las celebraciones más importantes del cristianismo; explicó el significado:

“El Miércoles de Ceniza es un tiempo para acordarnos de que somos finitos, que nuestra vida inicia y acaba, eso nos indican las palabras Polvo eres y en polvo te convertirás, otra invitación es a arrepentirnos y creer en el evangelio, para empezar un camino en una actitud de conversión”.

No dejó de llegar gente al templo, en ocasiones hasta hacían fila, eso sí conservando la sana distancia y los protocolos de bioseguridad, con dispensadores de gel antibacterial, tapetes sanitizantes en las puertas, más de la mitad de las bancas bloqueadas, para evitar aglomeraciones.

“Una afluencia de gente menos que antes, pero vienen algunos a recibir la ceniza, esperamos en la tarde habrá más personas, y estamos dando sobres con ceniza, para que lleven a sus hogares y le impongan a toda la familia”, señaló.

Al pie del altar estaban unas canastas con cientos de sobrecitos, conteniendo polvo, que eran tomados por los feligreses para multiplicar el sacramental en sus casas con el resto de sus miembros.

Comparte