Cinco horas de bloqueo y el verificentro seguirá operando

0
279

Luego de casi cinco horas de manifestación en contra del Centro de Verificación Responsable, los ciudadanos finalmente liberaron la Medina Ascencio y dejaron que el tráfico fluyera de manera normal.

El recuento de la maratónica jornada inició poco antes de las 11 de la mañana, cuando los manifestantes cerraron la Medina Ascencio en dirección sur-norte.

Una hora después, al mediodía, el grupo de antimotines de la Policía Estatal inició una serie de barridos con escudos y macanas. Las personas intentaron oponerse al paso de los uniformados,sin embargo, estos respondieron con empujones, golpes y patadas.

Fue en ese momento cuando comenzaron las agresiones, insultos y todo tipo de vejaciones que iban en ambos sentidos.

Tras estos primeros conatos de violencia, los ciudadanos tomaron la decisión de liberar parcialmente la vía que se mantenía cerrada.

Poco antes de la 1 de la tarde, los manifestantes caminaron hacia el crucero de la Medina Ascencio y Ejército Méxicano, donde la violencia siguió. Para esa hora, eran casi 400 personas las que habían llegado.

A la 1:30 de la tarde aproximadamente fue bloqueado el carril en sentido norte-sur, por lo que el tráfico en la carretera comenzó a ganar metros, al igual que el calor y la molestia de la gente.

Sin cambios, los manifestantes estuvieron ahí hasta las 3 de la tarde, cuando apareció la regidora Carla Esparza Quintero para ‘mediar’ e intentar convencerlos de abrir la calle, petición que fue negada.

Minutos después la misma edil llamó a la representante del gobernador, Susana Rodríguez Mejía, para solicitarle su presencia, no obstante, la trabajadora del estado respondió que ella no estaba autorizada para emitir un posicionamiento estatal y, además, acusó a Esparza Quintero de ser la provocadora de la manifestación.

Tras la negativa de Rodríguez Mejía de acudir al sitio de la manifestación, los ciudadanos decidieron quedarse más tiempo, hasta las 4:20, que comenzaron a marcharse y liberaron las vías de comunicación.

Entonces, ¿qué se solucionó? 

Nada. El centro de verificación seguirá operando con normalidad, así lo confirmó el Gobierno de Jalisco mediante un comunicado.

Cinco horas de caos, violencia y gritos, que terminaron en un verificentro que seguirá trabajando.

Milton Colmenares