¿”HAY RELEVO”?

¿”HAY RELEVO”?

El 11 de marzo, a pregunta expresa, Andrés Manuel López Obrador señaló que:

“…estamos buscando, todavía no dejamos de buscar mujeres y hombres con convicción, con principios, con ideales, que quieran servir…”

“Entonces, se requieren servidores públicos honestos, como los hemos tenido en otros tiempos, como fueron los liberales, los que enfrentaron a los conservadores y enfrentaron la invasión extranjera, militares que zurcían sus uniformes.”

“Entonces, eso es lo que se está buscando tener: gente con convicción, que les importe la transformación, que les importe que la gente, que les interese la nación, que le tengan amor al pueblo. Y es un proceso, vamos hacia allá. “

“Pero eso es lo mejor. Hay muchos. Yo estoy satisfecho porque ya hay relevo generacional. Si el pueblo lo decide y el Creador lo permite, yo estoy hasta el 24 y me jubilo, ahí sí a Palenque. Pero jubilar es no volver a participar en nada, no opinar.”

“Estoy haciendo ya un trabajo, me estoy preparando sicológicamente para eso, ya tomé la decisión que, para alejarme por completo, voy a escribir, tengo un libro que quiero hacer, pendiente, sobre el pensamiento conservador en México.”

“Entonces, voy a dedicarme a eso, a escribir.”

“Con todo respeto y cariño, no voy a estar recibiendo a nadie que tenga que ver con la política, ya no voy a meterme en nada.”

“Pero estoy muy contento, muy contento, porque hay relevo, porque es de la generación que sigue, no sé si me explico. O sea, yo tengo 67, de 50 para arriba incluso hay mujeres y hombres.”

El jueves 15 de abril, también a pregunta expresa, comentó lo siguiente:

“Estoy de acuerdo, es un proceso de transición, lo nuevo no acaba de nacer y lo viejo no acaba de morir, pero vamos avanzando y yo por eso creo que ya pronto ya no vamos a ser necesarios, ya por eso el 24 me voy a ir tranquilo, si me lo permite la gente y si lo permite el Creador, que yo llegue hasta el 24, me voy a ir tranquilo, porque ya vamos a dejar arreglado todo.”

“Soy muy optimista, estamos trabajando para eso, hemos avanzado mucho y nos falta tiempo para consolidar las cosas.”

Pero el 3 de mayo el destino vendría a recordarle al Presidente que no se pueden cantar victorias anticipadamente; el lamentable accidente en el que perdieron la vida 25 mexicanos que viajaban en el Metro, cubrió con velo de muerte las aspiraciones presidenciales de dos de los principales colaboradores de la administración federal morenista.

Marcelo Ebrard y Claudia Sheinbaum, atónitos, vieron cómo su futuro político se cuarteaba junto con el desplome o colapso de una trabe conocida como “ballena”. Veinticinco vidas que pesarán en sus conciencias y serán como un lastre en su trayectoria hacia el 2024.

Hasta el momento de la redacción de esta columna, el entorno y contexto nacional nos indica que nada ha cambiado para bien en este tipo de desgracias. Los mismos lamentos, las mismas declaraciones, los mismos encubrimientos y la misma impunidad.

¿Usted cree que sancionarán a los verdaderos responsables?

Esa es una duda sustentable.

Comparte