“Hay basura en playas, pero hay más en el SNTE corrupto”


Noemi Zamora Reynoso
TRIBUNA DE LA BAHIA

Puerto Vallarta, Jal.-
No importó que hubiese un caos vial para llegar a la playa Boca de Tomates. En evidencia, quedó la incapacidad de quienes debieron prever la logística, al menos del ingreso de camiones urbanos y autos de asistentes.

La tranquila brecha que lleva a la playa, se convirtió en un estacionamiento, ni para atrás, ni para adelante. Algunos se regresaron; otros buscaron donde estacionar el auto. Los camiones urbanos que llevaron a los alumnos de diferentes escuelas, de plano ya no se movieron. Había que caminar bajo un sol que a las diez de la mañana, comenzaba a ser intenso.