Tragedia en la frontera: Grupo armado asesina a niño migrante y 2 mujeres en Sonora

Los sobrevivientes indicaron que el grupo de migrantes era de más de 50 personas y que la mayoría eran ecuatorianos
0
642
Migrantes asesinados por grupo Armado en Sonora

En la noche del pasado 15 de febrero, un ataque armado perpetrado por hombres armados en el camino entre los municipios de Altar y Sáric, Sonora, a 50 kilómetros de la frontera estadounidense, dejó un saldo trágico. Gustavo Salas Chávez, fiscal general de Justicia de Sonora, confirmó la muerte de tres personas migrantes: un niño ecuatoriano de cuatro años y dos mujeres, una de nacionalidad peruana y otra hondureña.

Inicialmente, se habían reportado cifras alarmantes de hasta 50 fallecidos, pero Salas Chávez desmintió estos rumores y aclaró que el número de fallecidos era tres, no 50. Según las investigaciones preliminares, el ataque se produjo contra tres vehículos, cada uno con entre 11 y 14 migrantes, que se dirigían hacia la frontera con Estados Unidos.

Entérate: Migrantes que murieron en el Río Bravo eran mexicanos: SRE

El Ejército mexicano ha detenido a ocho personas con armas de grueso calibre, que están siendo investigadas por su probable participación en el ataque a los migrantes. Además, hay otras víctimas heridas que también están detenidas, ya que aparentemente eran las personas que estaban trasladando a los migrantes hacia la frontera y están siendo investigadas por el delito de tráfico de personas.

Abogados de Estados Unidos se pronuncian tras masacre en Sonora contra migrantes

La noticia no se conoció hasta tres días después, cuando el despacho de abogados 1800 Migrantes, con sede en Nueva York, informó que había más de 50 migrantes entre las víctimas. Según William Murillo, director del despacho, muchos de los sobrevivientes lograron escapar de la zona del ataque, llegar al muro y cruzar hacia Estados Unidos, desde donde los contactaron para conocer cómo están sus familiares.

Los sobrevivientes indicaron que el grupo de migrantes era de más de 50 personas y que la mayoría eran ecuatorianos, aunque también había peruanos, hondureños, guatemaltecos, venezolanos y brasileños.

La tragedia ha conmocionado a la comunidad internacional y ha puesto de manifiesto una vez más los peligros y riesgos que enfrentan los migrantes.

Efrén Urrutia