Gigantesco incendio en una fábrica histórica de San Petersburgo

Gigantesco incendio en una fábrica histórica de San Petersburgo

Un gigantesco incendio devastó este lunes una histórica fábrica de San Petersburgo, en el noroeste de Rusia, con impresionantes llamas y espesas humaredas negras visibles a varios kilómetros de distancia del emblemático edificio.

Todavía se desconoce en qué circunstancias se originó el fuego, que los bomberos continuaban combatiendo y que afectó a más de 10.000 metros cuadrados de la "Fábrica Nevski", un gran complejo de ladrillo rojo construido por un industrial inglés en el siglo XIX y clasificado como monumento histórico. 

Durante mucho tiempo, fue una de las mayores fábricas textiles de la Unión Soviética y continúa siendo utilizado en parte con fines industriales, aunque algunos sectores están abandonados y otros se alquilan como locales comerciales.

Un bombero que participaba en las operaciones falleció y otros dos resultaron heridos, indicó a la AFP el Ministerio de Situaciones de Emergencia.

"Según datos preliminares, una persona falleció y dos fueron hospitalizadas", informó el ministerio.

Según los servicios de rescate, el estado de los heridos es grave. El Ministerio de Situaciones de Emergencias precisó a la AFP que se habían quemado entre un 40% y un 50% del cuerpo. 

El incendio provocó el derrumbe del techo de una parte de los edificios, y devoró algunos árboles cercanos a los edificios, observaron periodistas de la AFP.  

El fuego no se extinguió aún por la noche, a pesar del refuerzo del ejército, que desplegó dos helicópteros bombarderos de agua. Se han desplegado hasta 350 bomberos.

 

- Violaciones -
 

El Ministerio de Situaciones de Emergencia precisó que 40 personas fueron evacuadas de la fábrica, situada al sureste de San Petersburgo. Un hotel también tuvo que ser cerrado temporalmente y sus ocupantes reubicados, agregó.

El comité de investigación, por su parte, abrió una investigación por muerte por negligencia.

Fontanka.ru, un sitio internet local de información, divulgó impresionantes imágenes filmadas por un dron encima de la fábrica, mostrando varias partes del lugar devastadas por las llamas. La enorme humareda negra se veía desde el centro histórico, a una decena de kilómetros.

Según la agencia de prensa pública TASS, en febrero se realizaron inspecciones en las instalaciones, que sacaron a la luz numerosas violaciones, como la ausencia de sistemas de alarma o de extinción automática del fuego.

"Había violaciones bastante graves", indicó una fuente citada por TASS, que agregó que, tras la visita, se abrió un proceso penal.

Las explosiones o incendios accidentales son relativamente frecuentes en Rusia, pues muchas infraestructuras son muy antiguas y no cumplen con las normas de seguridad. 

En diciembre, once personas murieron en un incendio en una residencia de ancianos en la región Ural. 

Comparte