George Russell sorprende y gana el GP de Austria; Verstappen y Norris protagonizan una intensa batalla en pista

Russell triunfa en una carrera llena de emociones donde Pérez alcanza la séptima posición tras una destacada actuación
0
478

En una jornada de alta tensión en el Red Bull Ring, George Russell, piloto de Mercedes, se coronó inesperadamente como el vencedor del Gran Premio de Austria.

Tras una carrera marcada por cambios dramáticos en la estrategia y emocionantes duelos en pista, Russell aseguró su primera victoria de la temporada, dejando atrás a los favoritos previos.

La carrera comenzó bajo el dominio de Max Verstappen, de Red Bull, quien mantuvo una cómoda ventaja durante más de 65 vueltas.

Sin embargo, una parada en boxes desafortunada, que se extendió por más de seis segundos, permitió que Lando Norris, de McLaren, se acercara rápidamente.

Lo que siguió fue una batalla feroz entre Verstappen y Norris, con intercambios audaces y roces al límite en la pista.

El punto álgido llegó cuando Verstappen y Norris se enredaron en una maniobra al límite, provocando un pinchazo en el neumático del Red Bull y el retiro del McLaren, dejando a ambos fuera del podio.

Esta situación permitió que Russell, quien había avanzado con consistencia desde el inicio, tomara la delantera y asegurara la victoria para Mercedes.

Por su parte, Sergio Pérez, del equipo Red Bull, mostró una notable mejoría al finalizar en la séptima posición, después de haber iniciado desde la octava posición tras las calificaciones y la carrera sprint del día anterior.

Pérez demostró habilidad y estrategia para avanzar en el exigente circuito austríaco, ganando puntos valiosos para su equipo en el campeonato.

El piloto monegasco Charles Leclerc, de Ferrari, tuvo un día complicado al regresar a boxes en la primera vuelta para un cambio de neumáticos, lo que lo relegó a la parte trasera del pelotón.

Aunque logró recuperar algunas posiciones, finalizó por debajo de las expectativas, reflejando los desafíos que enfrentan algunos equipos en esta temporada tan disputada de la Fórmula 1.

El Gran Premio de Austria se destacó como una de las carreras más emocionantes y llenas de incidentes de la temporada, evidenciando un cambio en el dominio tradicional de Red Bull en su circuito local.

Russell, con su victoria sorpresa, reafirma el potencial de Mercedes, mientras que Verstappen y Norris protagonizaron una batalla intensa que capturó la atención de los aficionados en todo el mundo.

La próxima cita será crucial para los equipos y pilotos en el calendario de la Fórmula 1, con nuevas oportunidades para brillar y ajustar estrategias en el Gran Premio de Gran Bretaña, que promete seguir elevando la emoción y la competitividad en el campeonato mundial.

jb

Hugo Lynn