Fuera de control la Zona Romántica de Vallarta

Zona Romántica

Francisco Beltrán, agente de viajes, opinó que la Zona Romántica de esta ciudad ya está fuera de control, esto tras los videos que han circulado en los últimos días sobre parejas de la comunidad LGBT sosteniendo relaciones sexuales en plena luz del día en los balcones de cristal del hotel Vallarta Shores.

Te puede interesar: Otra vez, captan en Vallarta a dos sujetos teniendo sexo en público

El empresario turistero mencionó que si bien esta ciudad requiere del turismo, esto no debe de faltar el respeto a las costumbres y dignidad de los ciudadanos ya que Puerto Vallarta no debe de considerarse como Sodoma y Gomorra.

“Si nos beneficia que tengamos turismo pero lo que no nos beneficia es que no tengamos ningún control en cuanto a este tipo de situaciones que por ningún motivo son aceptables. Yo creo que, desde la primera vez se debieron tomar medidas en serio”. 

Comentó que todos los empresarios saben que son los responsables del comportamiento de sus clientes , si bien no se puede violar la autonomía de un huésped dentro de una habitación, sí debe de quedar bien claro que necesita comportarse y no debe de atentar con los buenos principios.

Por lo que es responsabilidad de los centros de hospedaje crear reglamentos que informen a sus huéspedes de lo que sí y no pueden hacer.

“Lamentablemente la Zona Romántica ya se salió de control y hay otra serie de situaciones que suceden a la luz del día, tarde y noche ahí y pues lamentablemente no hay control alguno”. 

Consideró que para controlar la Zona Romántica de Puerto Vallarta, falta que las autoridades intervengan y hagan su trabajo pero en los tres niveles de gobierno.  

Reiteró que cada destino turístico así como centro de hospedaje tiene la obligación de cumplir y hacer cumplir con los protocolos que se asignan y no sólo para cuidar a los turistas sino para igual cuidar a la gente local. 

Sin embargo, dijo, que está rebasada la autoridad ya que los problemas que se generan tienen solución pero no hay presencia de ellos (de los inspectores) se la pasan caminando por las calles pero no previniendo ni actuando, por ejemplo, en las playas, no se están respetando los protocolos.

Comparte