Fresa: superalimento antioxidante da nutrimiento al cerebro

0
467

Las fresas, ese pequeño tesoro colorido que inunda nuestros sentidos con su dulzura y frescura, no solo son una delicia para el paladar, sino también un poderoso aliado para la salud cerebral y cardíaca, según revela un estudio reciente de la Universidad Estatal de San Diego.

Años de investigación han arrojado luz sobre los múltiples beneficios que estas frutas aportan a nuestro bienestar. Más allá de su sabor exquisito, las fresas se han destacado como auténticos superalimentos que aportan un cúmulo de nutrientes y antioxidantes esenciales para nuestro organismo.

Un reciente estudio publicado en Good Housekeeping subraya que consumir el equivalente a dos tazas de fresas frescas al día puede potenciar la función cerebral y reducir la presión arterial. 

La investigación, liderada por la Dra. Shirin Hooshmand y su equipo, exploró los efectos de fresas liofilizadas en polvo en adultos durante ocho semanas. Los resultados sorprendieron: los participantes experimentaron mejoras en pruebas cognitivas, como memoria y velocidad de procesamiento, además de una notable reducción en la presión arterial sistólica.

“Tras el consumo diario de fresas durante 8 semanas, la velocidad de procesamiento cognitivo aumentó un 5,2%, la presión arterial sistólica disminuyó un 3,6% y la capacidad antioxidante total aumentó significativamente un 10,2%”. 

Estos resultados respaldan la creciente evidencia sobre el poder neuroprotector de las fresas y su capacidad para reducir el riesgo de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer.

Además de su impacto positivo en el cerebro, las fresas despliegan sus beneficios en el corazón. Expertos de la Cleveland Clinic destacan su capacidad para mejorar la salud cardiovascular gracias a su contenido de fibra, vitamina C y antioxidantes. Estudios demuestran que el consumo regular de fresas puede reducir el colesterol LDL, mejorar la sensibilidad a la insulina y disminuir los triglicéridos, factores clave en la prevención de enfermedades cardíacas. Incluso, investigaciones finlandesas sugieren que las fresas pueden contrarrestar los picos de azúcar en sangre, ofreciendo una defensa potencial contra la diabetes.

El perfil nutricional de las fresas es impresionante. Con un 160% del valor diario de vitamina C por taza, estas frutas se convierten en un verdadero refuerzo para la inmunidad, el envejecimiento saludable y la lucha contra enfermedades. 

Su riqueza en manganeso, folato y polifenoles completa un cóctel de nutrientes que fortalecen el organismo desde adentro. Incluir fresas en su dieta diaria es una decisión que puede repercutir de manera tangible en su bienestar. 

EtiquetasCerebroFresas
Adolfo Torres