Filipinas declara epidemia nacional de dengue; van 622 muertos

Manila, 6 Ago (Notimex).- Ante el aumento de casos de dengue, 146 mil 62 de enero al 20 de julio pasado, con 622 muertes, el Departamento de Salud declaró epidemia nacional y el Consejo de Gestión Nacional de Reducción de Riesgo de Desastres convocó a una reunión, la cual encabezó el secretario de Defensa, Delfin Lorenzana.

En rueda de prensa, el secretario de Salud, Francisco Duque dio a conocer la situación sobre la epidemia, en tanto que Lorenzana indicó que giró instrucciones para que todas las dependencias del Consejo de Gestión apoyen la declaración del Departamento de Defensa, según un despacho informativo de manilatimes.net.

De acuerdo a reportes del Departamento de Salud, en casi siete meses, en el territorio nacional se registraron 146 mil 62 casos de la enfermedad transmitida por mosquitos, equivalente a 98 por ciento más que en el mismo lapso de 2018. La región más afectada fueron las Bisayas Occidentales con 23 mil 330 casos.

En orden descendente le siguen Calabarzón con 16 mil 515 casos, Zamboanga con 12 mil 317, Mindanao del Norte con 11 mil 455 y en las pasadas tres semanas, en siete de las 17 zonas que conforman Filipinas se rebasó el nivel del contagio, de acuerdo a información divulgada por la bbc.com.

Sobre esta enfermedad vírica, transmitida principalmente por mosquitos hembra de la especie Aedes aegypti y en menor grado, de A. albopictus, la Organización Mundial de Salud (OMS) reportó que anualmente se producen 390 millones de infecciones y de ellos 96 millones se manifiestan clínicamente.

En su sitio web, la OMS dio a conocer que “en las últimas décadas ha aumentado enormemente la incidencia del dengue en el mundo. Una gran mayoría de los casos son asintomáticos, por lo que el número real de casos está insuficientemente notificado y muchos están mal clasificados”.

Los síntomas que presentan las personas afectadas por este mal son: fiebre superior a 40 grados, dolor de cabeza intenso, dolor de los globos oculares, malestar muscular y articular, náusea, vómito, inflamación de ganglios linfáticos o salpullido. Éstos se presentan de uno a 10 días después de la picadura del mosquito infectado y se prolongan entre dos y siete días.

 

Edición impresa digital aquí