Federación de Tenis no quiere castigar a China por caso Peng

Peng Shuai, tenista desaparecida tras denuncia de abuso sexual

El presidente de la Federación Internacional de Tenis (ITF), David Haggerty, dijo el domingo que la organización no va a boicotear a China por el caso de Peng Shuai porque "no queremos castigar a 1.000 millones de personas".

La WTA, a cargo del tenis femenino, suspendió la semana pasada todos los torneos en China por lo que su presidente calificó como "serias dudas" en torno a la seguridad de la tenista china Peng, quien acusó a un alto dirigente del Partido Comunista de asalto sexual.

El presidente de la WTA, Steve Simon, dijo que la acción, que le costaría cientos de millones de dólares a la entidad, tenía "pleno respaldo" de los directivos del tenis femenino.

Sin embargo, la ATP, a cargo del tenis masculino, se negó a seguir los pasos de la WTA.

Ahora la ITF, órgano global de regulación del tenis, también se negó a acatar la suspensión.

"Como cuerpo gobernante del tenis, apoyamos todos los derechos de las mujeres", declaró Haggerty a la BBC.

"Las denuncias (de Peng) deben ser analizadas y seguiremos trabajando tras bambalinas y directamente para resolver esto", agregó.

Sin embargo, aclaró, "no queremos castigar a mil millones de personas, así que de momento continuaremos realizando nuestros eventos de categoría menor en el país y los eventos mayores".

Peng, de 35 años, campeona de dobles en Wimbledon y el Abierto de Francia, denunció que el ex viceprimer ministro chino Zhang Gaoli, un septuagenario, la obligó a tener una relación sexual de años.

La postura de la WTA fue respaldada por muchos de los grandes nombres del deporte, incluyendo el número uno mundial de la ATP Novak Djokovic.

Comparte