Fallece director ejecutivo de la Filarmónica CDMX, de Covid-19

Muerte por covid

El director ejecutivo de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México (OFCM), Roberto Mejía, falleció hoy a consecuencia de Covid-19.

El pasado 15 de agosto, su esposa Leticia Vázquez publicó en Facebook que se reportaba como grave-estable. Sin embargo, hoy informó en redes sociales: "Lamentablemente, el día de hoy, mi esposo, Miguel Roberto Mejía Murillo, hizo su reencuentro con Dios. De parte de mi familia y sobre todo de él, queremos agradecer a cada una de las personas que estuvieron preocupadas por su estado de salud y recuperación".

Y agregó: "Creo que él jamás habría imaginado el grado de solidaridad que se encontró para nuestra familia y para él. Él fue una persona que jamás dudo en ayudar o apoyar a quien lo necesitaba y pienso que ha encontrado el consuelo de saber que cosecho lo mismo con todas las personas que tocaron su vida. De todo corazón agradecemos sus palabras y oraciones para nuestra familia".

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, también compartió la noticia de la muerte de Roberto Mejía, por Covid-19.

Desde 2015 era director ejecutivo de la Filarmónica de la Ciudad de México. Hace unas semanas conversó con EL UNIVERSAL acerca de las medidas que estaban preparando para el regreso a los escenarios de la Filarmónica de la Ciudad de México, pues era uno de los responsables de los protocolos.

Entre las medidas contemplaba el regreso en el mes de septiembre con un grupo reducido de músicos, con distancia de 2 metros entre cada uno, así como acrílicos para los instrumentos de aliento. También contemplaba que los primeros conciertos se llevaran a cabo sin público:

"La situación es muy complicada y la responsabilidad es muy grande, si de por sí la situación será complicada con los músicos, lo será más si tenemos público. No se ha definido, pero con el secretario de Cultura, José Alfonso Suárez del Real (ahora secretario de Gobierno), lo hemos platicado y creemos que no sería prudente ahora volver con público".

La OFCM tiene 90 integrantes y Mejía Murillo calculaba que más del 60% se considera como población de riesgo, un tema, que, decía, le preocupaba mucho, así como observar las calles con personas que no acataban las medidas sanitarias.

"La mayoría de nuestros músicos son mayores de 60 años, además, algunos tienen algunas comorbilidades, así que estamos analizando la situación, necesitamos todos los cuidados. En el papel las cosas son de una manera, pero en la realidad las cosas son muy distintas. Estamos en semáforo naranja y se supone que aún debemos estar en casa, pero ya la gente anda en las calles, como si nada, sin cubrebocas, sin distancia, en aglomeraciones, las cosas son muy complicadas. Por fortuna, en nuestra orquesta está en saldo blanco", dijo el pasado 30 de junio.

En redes sociales decenas de músicos, artistas, colegas, instituciones y funcionarios han lamentado la muerte de Mejía.

La Secretaría de Cultura de la Ciudad de México destacó que Mejía Murillo, "siempre se desempeñó con profesionalismo y excelente ser humano al frente de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México".

El secretario de Gobierno de la Ciudad de México, José Alfonso Suárez del Real, escribió en Twitter:

 "Mi corazón se llena de tristeza al saber que mi amigo y compañero Roberto Mejía, director nos ha dejado. Mis sinceras condolencias a familiares y amigos y en su grato recuerdo escucharé el Réquiem que tanto apreciaba".

Roberto Mejía fue durante más de 10 años gerente de grupos artísticos en el INBAL,entre ellos el grupo de Concertistas de Bellas Artes y Cantantes Solistas de Ópera de la Coordinación Nacional de Música y Ópera.

Además, fue subdirector Editorial de la revista "Diario de Campo" y realizó gestión para la obtención de fondos para su aplicación a la investigación antropológica y la difusión de sus resultados, en el INAH.

Comparte