Falla juicio político para destituir al presidente de Chile

Sebastián Piñera, actual presidente de Chile

El actual presidente de Chile, Sebastián Piñera, está siendo investigado por diversas irregularidades en la compraventa de una minería en las Islas Vírgenes Británica. La acusación fue impulsada por la oposición de centro e izquierda tras la filtración de documentos por parte de Pandora Papers. 

El martes pasado se estableció una doble sesión especial para abordar los términos en los que se vendió la minera, por una de las empresas de su hijo al empresario Carlos Alberto Delano, amigo muy cercano del presidente, por 152 millones de dólares.

Por lo que las acusaciones son el haber infringido la constitución y las leyes, además de haber comprometidos el honor de la nación.

En donde tras darse a conocer las irregularidades se solicitó su destitución a menos de 4 meses de que deje el poder en marzo del 2022, la cual fue rechazada por el Senado con tan sólo 24 votos de los 29 que se requerían para completar con esta solicitud, por lo que seguirá en el poder y ahora no tendrá ningún efecto sobre él, únicamente tiene prohibido salir del país y cuando se formalice el rechazo del juicio se levantará esta sanción.

Esto se debió a que la semana pasada en la Cámara de Diputados, realizó durante una sesión de aproximadamente 15 horas, una lectura de 1,300 páginas, en donde se plantean argumentos contra Piñera para obtener los votos necesarios y poder tramitar las acusaciones, misma que fue aprobada un día después.

Al no ser aprobada, uno de los diputados mencionó que era necesario tener un debate profundo para combatir la corrupción, que no se podía minimizar o naturalizar.

Se mencionó que el trato se había dado en tres pagos. En donde en la última cláusula se estipulaba que la zona no fuera declarada un área de protección ambiental.

Por otra parte, el vocero del gobierno Jaime Bellolio expresó que las acusaciones eran falsas e infundadas.

Todo esto ocurrió a tan sólo días de las próximas elecciones en aquel país, en donde los chilenos tendrán que elegir al sucesor de Piñera, que no puede reelegirse en dos mandatos consecutivos.

Con este, es el segundo intento de destituirlo desde que asumió su segundo mandato, pues en el 2019 fue acusado por violaciones a los derechos humanos durante las protestas que se llevaron a cabo en ese año, sin embargo ese juicio no prosperó.

Pese a haber sido acusado por conflictos de intereses y que no fuera aprobada su destitución la Fiscalía continúa investigando el caso por los mismos cargos.

Comparte