Exigen clausura de antro frente a templo en Emiliano Zapata

Vecinos exigen clausura de antro frente a templo

Por primera vez en su historia repicaron las campanas del céntrico Templo de la Santa Cruz, no para llamar a misa o al rosario, sino para protestar contra las autoridades municipales por la apertura de un antro disfrazado de restaurante bar frente a sus puertas. 

Como nunca en sus bancas, los feligreses levantaron pancartas y al pie del altar tuvieron que subir el coordinador de gabinete de la presidencia, Víctor Bernal y el director de Padrón y Licencias, Eliseo Torres, a responder la demanda vecinal.

Desde el domingo el sacerdote Esteban Salazar, párroco del templo ubicado en la calle Lázaro Cárdenas de la colonia Emiliano Zapata, estuvo convocando a las 10 de la mañana de este lunes a cerrar esta vialidad, en protesta por lo que consideraron un atropello del municipio, al permitir la apertura del "Candy Bar” a menos de 200 metros de un centro de culto, contrario a lo que marca la ley. 

TUVO QUE IR LA PLANA MAYOR DEL AYUNTAMIENTO A ESCUCHARLOS

Antes de la hora citada llegó el enviado del alcalde Arturo Dávalos, Víctor Bernal, acompañado por los titulares de Padrón y Licencias, Inspección y Reglamentos y de Protección Civil. Y cuando la gente ya se disponía a tomar la calle, se acercaron con el sacerdote, para tratar el tema, pero el Padre Esteban les dijo que le explicarán a los aproximadamente 150 asistentes y optó por mejor ingresar al templo.

La gente y el sacerdote exigían la clausura del lugar, a lo que Víctor Bernal indicó se debería seguir un procedimiento jurídico, pues de lo contrario se ampararía el empresario. Por su parte Eliseo Torres aclaró que no le han otorgado nueva licencia y que operan con el permiso de restaurante bar del negocio gastronómico que antes allí funcionó.

RESTAURANTE BAR ALTERNATIVO CON ESCÁNDALOS EN SU APERTURA

Los vecinos señalaron, incluso llevaron videos, que el lugar sí funciona como antro, fuera de horario, generando ruido y escándalo; incluso hubo quien dijo hasta prostitución, lo que señalaron no se puede tolerar frente a este lugar de oración y justo en la esquina donde también es parada de autobuses. 

“Aquí vienen las familias con sus hijos, sus niños, y ver esos espectáculos, que a muchos vecinos ya les ha tocado, por vivir al  lado o enfrente de otros bares que hay aquí alrededor”, advirtió el presbítero Salazar. 

Vecinos y feligreses dijeron que ya han soportado el funcionamiento de numerosos bares y discotecas en la ciudad, pero ya es insoportable que frente a su templo también.

EL PUEBLO INCONFORME “VALLARTA YA NO ES NUESTRO”

Don Fausto, sumamente molesto demandó: “Cualquier extranjero tiene más potencia que nosotros, no se nos escucha, regrésenos esa soberanía...el pueblo está inconforme, ¡ya basta!, hemos dejado que Vallarta ahora si se vende...todos tan permisibles, en una comodidad tan inmensa, nadie ve, nadie oye”.

El cuestionamiento del vecino fue más allá: “Vallarta era nuestro, ya no, ya no podemos caminar por nuestras calles. Ahora pasa un gay aquí y él sí puede andar desnudo y hacer lo que quiera, regrésenos nuestra soberanía”.

AUTORIDADES FIRMARON SEIS PUNTOS, SI NO CUMPLEN CERRARÁN CALLE

Víctor Bernal aceptó firmar seis puntos que le dictó el sacerdote, donde se comprometen a vigilar  que no exploten ningún giro diferente al de restaurante bar, con vigilancia permanente al establecimiento; iniciar un procedimiento de revocación de licencia y a clausurar de inmediato el espacio que promueven  como "área de estar íntima” y vestidores.

Advirtiendo que en caso de no darles cumplimiento, volverán a manifestarse y cerrarán la calle Insurgentes. Para darle seguimiento, nombraron como enlace vecinal a Jorge Núñez Fajardo, Shela Ortiz, Benjamín Martínez y José Cabrera.

DESDE NOVIEMBRE DÁVALOS NO LES RESPONDE

El clérigo Esteban Salazar, recordó que desde el 4 de noviembre envió por escrito al alcalde, así como a los mismos directores ahí presentes, su petición y preocupación porque no permitieran la apertura de dicho bar, sin recibir ninguna respuesta. 

“La solución de los problemas dependen de la actitud política, dependen de quien está en la cabeza como autoridad, y aquí desafortunadamente yo he vivido una indiferencia total, sino se hubiera convocado a la gente seguiríamos totalmente ajenos a lo que está pasando aquí, las autoridades jamás se hubieran dado por enteradas...como ya decían, ya se ha comprometido varias veces ante los medios de comunicación, pero ahora no los dejas por escrito a nombre del presidente”, subrayó.

Comparte