Estas son Las Mañaneras

El reportero engoló la voz para que el nerviosismo no se colara por su garganta: –Es una pregunta basada en Newton –dijo, abismado en un papel sobre sus rodillas–: el combustible dejó de salir por un efecto que, entiendo, es gravitatorio. Estoy checando que la ciudad de Tula, donde está la llave del ducto, tiene una altitud de 2 mil 20 metros sobre el nivel medio del mar y Tlahuelilpan tiene 2 mil 43; es decir, que estamos hablando de que está un poco más arriba. ¿Cómo se habría dado entonces el efecto gravitatorio?

 

 

 

Fabrizio Mejía Madrid

Edición impresa digital aquí