Espectáculo de medio tiempo, más popular que el Super Bowl

The Weeknd en show de medio tiempo en Super Bowl

El Super Bowl es el evento deportivo más visto en el mundo entero. Su audiencia rebasa los 100 millones de televidentes, lo que lo hace un gran escaparate comercial. Los anuncios de televisión de 30 segundos llegan a costar más de 5 millones de dólares. Se han vuelto tan importantes que los fanáticos los esperan con mayor expectación que al juego mismo.

Otro aspecto no deportivo que se ha convertido en un ícono estadounidense es el espectáculo de medio tiempo. Lo que empezó siendo un mero entretenimiento para los asistentes a los estadios es ahora parte medular del llamado "Súper Domingo", un escaparate para los artistas, un show que incluso ha marcado el rumbo de carreras artísticas.

Pero ¿cómo fue que un simple complemento de un juego final se convirtió en algo tan importante, al grado de ser más visto que el propio juego? La respuesta está en la mercadotecnia que rodea a la NFL, la Liga Nacional de Futbol Americano. El primer Super Bowl, que entonces ni siquiera recibía ese nombre, se jugó en 1967 en el estadio Coliseo de Los Ángeles. El espectáculo de medio tiempo estuvo a cargo de las bandas de marcha de las universidades de Arizona, Grambling y de la preparatoria de Anaheim.

Ese fue el caso durante la década de los 1970's y 80's, cuando bandas de universidades compartían el escenario y la atención con organizaciones como Viva la gente, y eventualmente algún artista importante como invitado.

1991 fue el primer año en que un grupo de música pop importante fue el número principal. New Kids on the Block se presentó en un espectáculo producido por la compañía Walt Disney, seguidos de Gloria Estefan el año siguiente. Pero no fue hasta 1993 que se dio el parteaguas en la magnitud y estilo de producción del espectáculo con la presentación de Michael Jackson. En esa misma década actuaron Patti Labelle, Diana Ross, ZZ Top y Stevie Wonder, entre otros.

Los primeros 10 años del nuevo siglo vieron pasar por lo que ya se había convertido en el escenario más importante del mundo a artistas de primer nivel como Aerosmith, U2, Paul McCartney, The Rolling Stones, Prince, Tom Petty, and Bruce Springsteen. Fue en el 2004 cuando se suscitó la controversia por la famosa "falla de vestuario" que expuso un pezón de Janet jackson.

Entre el 2010 y el 2019 desfilaron por el campo de diversos estadios The Who, The Black Eyed Peas, Madonna, Beyoncé, Bruno Mars, Katy Perry, Coldplay, Lady Gaga, Justin Timberlake y Maroon 5.

En estos últimos tres años han actuado Jennifer Lopez y Shakira con invitados especiales y The Weeknd. El Super Bowl LVI se jugará el domingo 13 de febrero en el estadio So-Fi en Inglewood, California, casa de los equipos Los Angeles Chargers y Los Angeles Rams. El espectáculo de medio tiempo estará a cargo de los artistas Dr. Dre, Snoop Dogg, Eminem, Mary J. Blige y Kendrick Lamar, todos raperos originarios del área de Los Ángeles.

 

Comparte