Esas redes sociales

 

En el pasado, cuando solo los periodistas teníamos el privilegio de hacer uso de los medios de comunicación, la opinión se circunscribía a unos pocos comunicadores generalmente bien enterados.

Los columnistas eran una especie cuasi mítica. Usaban un lenguaje elevado y guardaban para sus colaboraciones los datos duros y exclusivos que les permitían enriquecer sus opiniones, darles un plus. Obviamente los tiempos han cambiado. La incorporación de las redes sociales, principalmente, le han dado un giro de 180 grados al género de opinión. Desde una página de Facebook o desde un perfil de Twitter, se logran efectos importantes en la opinión de los cibernautas.

Edición impresa digital aquí