ES RODOLFO DICKSON, UN EJEMPLO DE VIDA… Del orfanato vallartense a las olimpiadas de invierno

ES RODOLFO DICKSON, UN EJEMPLO DE VIDA…    Del orfanato vallartense a  las olimpiadas de invierno
  TRIBUNA DE LA BAHÍA Puerto Vallarta, Jal.- A los tres meses, dormía en una cama de la Casa Hogar Máximo Cornejo. A los 20 años descendió a casi 40 kilómetros por hora la pista de Eslalon Gigante de Pyeongchang, Corea del Sur, en las Olimpiadas de Inverno 2018. Quedó en el lugar 48, pero su historia de vida le da una merecida medalla de oro, la cual, sin duda, una parte importante le podría pertenecer a la Casa Hogar Máximo Cornejo, que en sus 25 años de existencia ha acogido a más de 600 niños de Puerto Vallarta. El Domingo pasado, Rodolfo Dickson, representó a México en las Olimpíadas blancas y mucha gente no sabía que hace 20 años, a sus nueve meses de edad dormía en la Casa Hogar Máximo Cornejo, el cual fue su hogar hasta los tres años de edad, hace 17 años, cuando una pareja de Canadá, después de cumplir con un engorroso trámite de adopción, cambió la vida de quien entonces se llamaba Jesús de Dios.
Comparte