Son envidias: Julión Álvarez

Arturo Perea y Lorena Jiménez

Ciudad de México.-

El cantante Julión Álvarez aseguró ayer a través de un video en redes que las acusaciones que lo vinculan con una red de lavado de dinero proveniente del narcotráfico se deben a envidias y celos.

“Les puedo decir que soy una persona de rancho, de pueblo, que sé hacer mis cosas. Me ha costado muchísimo, lo poco o lo mucho que tengo me lo he ganado. Yo me he dedicado a hacer música, gracias a Dios no tengo la necesidad de muchas de las cosas de las que me están acusando.

“A lo mejor son cuestiones de envidias, celos, no sé si políticas también, pueden ser muchísimas cosas, pero ustedes, mi público, saben a lo que nos dedicamos, saben lo que somos”, sostuvo.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sostiene que el intérprete forma parte de un grupo de prestanombres que poseen o controlan una serie de empresas mexicanas que apoyan a la organización criminal comandada por Raúl Flores Hernández y varios integrantes de su familia.

Las empresas de Álvarez que fueron señaladas son JCAM Editora Musical, Noryban Productions y Ticket Boleto S.A.

Edición impresa digital aquí