En ambiente familiar, Playa Grande sigue la tradición de fiestas patronales

TRIBUNA DE LA BAHÍA

Puerto Vallarta, Jal.- Se trata de una pintoresca comunidad, en medio de un paraíso, a un lado del rio Pitillal y al pie de verdes cerros. Playa Grande tiene aproximadamente 400 pobladores, en su mayoría se conocen, sobre todo los que viven en el centro del poblado, donde abundan los apellidos: Robles, Palomera, Rodríguez y Barraza. Quienes llegaron después se han adaptado a sus costumbres y ritmo de vida, como la celebración de su novenario religioso, en honor a su patrono San Pedro Apóstol que concluyó este fin de semana.

El sábado 29 de junio fue un día completo de fiesta, pero sin duda su amanecer es más significativo, porque como pocos, este pequeño pueblo demostró que conserva la unidad y familiaridad. A las 7:00 de la mañana iniciaron cantando las tradicionales “Mañanitas”, cerca de un centenar de vecinos se reunieron en la capilla, donde el sacerdote Mario González Díaz impartió la bendición y oraciones.

Edición impresa digital aquí