El Vallarta que fue… De ciclones y otros demonios (II)

El Vallarta que fue…  De ciclones y otros demonios (II)
El día 10 de septiembre de 1924 los ríos y arroyos de la región de Puerto Vallarta y del Valle de Banderas incrementaron considerablemente sus aguas hasta el desbordamiento, producto de una tromba terrible que azotara la región durante los días previos. Los ríos Ameca, Mascota, Pitillal y Cuale, entre otras tantas corrientes del valle, hicieron sentir su furia sobre los pobladores, caseríos, campos de labranza y ganado; provocando dos pérdidas humanas, daños materiales, pérdidas económicas de consideración y destrucción de caminos. El río de Cuale inundó parte del caserío de Puerto Vallarta y algunas rancherías aledañas a su cauce. El río de El Pitillal destrozó caminos y sementeras. Los ríos de Ameca y Mascota se hicieron uno solo a la altura de El Guayabo para invadir los maizales y platanares de la Montgomery, cubrir con gruesa capa de arena las tierras de cultivo y arremeter contra el ganado.
Comparte