El Ayuntamiento limpia las playas, los caballos las contaminan

El ayuntamiento limpia las playas, los caballos las contaminan

Este fin de semana continuaron los trabajos de limpieza y mejoramiento en las diferentes playas del municipio de Bahía de Banderas ante la llegada de los miles de visitantes tanto nacionales como extranjeros que se esperan en Semana Santa; a quienes la comuna pretende puedan disfrutar de playas limpias, recordando que la Riviera Nayarit cuentan con playas certificadas.

Este fin de semana, continuaron los trabajos de limpieza con el equipo especializado y personal quienes de manera muy cuidadosa retiran todo tipo de desperdicios ajenos a las playas que estaban depositados en la arena, dejando los espacios limpios y listos para esperar la llegada de la temporada vacacional.

En el caso de la playa de Bucerías, fue posible observar al personal de playas limpias realizando esa labor a la vista de quienes paseaban y disfrutaban del mar, notando los turistas el trabajo que estaban realizando en favor del mejoramiento de los espacios públicos. 

Un punto negativo en este aspecto, es el paso de los caballos de renta que lamentablemente los caballerangos no cuidan, ya que los equinos van haciendo sus necesidades en la arena y no se detienen a levantar los desechos, sólo siguen adelante tomar esa responsabilidad de cuidar el estado de las playas de las que también ellos viven.

Este trabajo que realiza la jefatura de playas limpias no tiene el respaldo suficiente para obligar a los caballerangos para que no ensucien y contaminen las playas que tanto trabajo cuesta mantenerla limpias.

En un boletín informativo informó que el pasado mes de agosto de 2019, el Instituto Mexicano de Normalización y Certificación, otorgó al Municipio de Bahía de Banderas, el reconocimiento como el Municipio con el mayor número de Playas Certificadas del País, reconociendo el esfuerzo y trabajo en equipo, a través del Comité de Playas Limpias, del Sector Empresarial, las dependencias estatales y federales.
 
 
 
 

Comparte