Input your search keywords and press Enter.

Ejecuta a esposa a puñaladas afuera de Casa Jalisco

Daniel Gaspar

Guadalajara, Jal.- Seis segundos bastaron para que un hombre arrollara a su esposa y la matara a puñaladas antes de ser baleado por un escolta de Casa Jalisco, afuera de la residencia del Gobernador. La mujer tenía medidas de protección por las constantes amenazas y agresiones de su esposo, de quien se estaba separando y peleaban la custodia de una hija. El agresor murió en el hospital al que fue llevado tras ser sometido a tiros mientras apuñalaba a su esposa, en tanto que un policía resultó herido al ser atropellado junto con la víctima. El Fiscal del Estado, Gerardo Octavio Solís informó que Vanesa Gaytán Ochoa y su pareja Irving Emanuel Ramírez Barajas, estaban en trámites para divorciarse. Ayer por la mañana Gaytán Ochoa conducía su automóvil de una plataforma de transporte ejecutivo, cuando comenzó a ser seguida por Ramírez Barajas. Ella se dio cuenta, por lo que le marcó a un conocido y este le recomendó llegar a pedir ayuda a Casa Jalisco ubicada en la Colonia Circunvalación Vallarta. A unos metros de la Residencia Oficial, la mujer pidió apoyo a un policía del estado; presuntamente Ramírez Barajas, llegó en su automóvil y atropelló a ambos. El esposo bajó de inmediato del coche y apuñaló en repetidas ocasiones a la mujer. Un escolta del Fiscal del Estado, reaccionó y disparó al agresor para salvar a la mujer. “Hizo bien en acercarse, hizo lo correcto, la manera como accionó el sujeto fue tan intempestiva y además tan violenta, que toda la escena dura cinco, no sé máximo seis segundos”, explicó Solís. Paramédicos trasladaron al oficial arrollado con lesiones leves a un puesto de socorro, mientras que Ramírez Barajas fue llevado a un hospital donde murió minutos después. El 30 de diciembre de 2017 Gaytán Ochoa presentó una denuncia por violencia en contra de su esposo ante la Fiscalía del Estado, con lo que se activaron medidas de protección que consistieron en girar oficios a la Policía de Guadalajara y del Estado para que los policías hicieran patrullajes frecuentes por su domicilio.

Edición impresa digital aquí