EEUU monitorea cruceros vacacionales golpeados por covid-19

llegada del Navigator Of the Seas a méxico

Las autoridades de Estados Unidos monitoreaban este domingo decenas de cruceros golpeados por casos de covid-19 mientras navegaban en aguas del país, a varios de los cuales supuestamente se les negó arribar a puerto en el Caribe. 

Más de 60 embarcaciones estaban bajo observación después de que "casos de covid-19 reportados alcanzaran el umbral para la investigación de los CDC", según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). 

El diario estadounidense The Washington Post informó que a varios buques de crucero se les negó arribar a puerto en sus destinos programados. 

Uno de ellos, el Carnival Freedom, fue devuelto de la caribeña isla de Bonaire, señaló el Post. 

"Estamos navegando en una placa de Petri", dijo Ashley Peterson, pasajera de 34 años a bordo, citada por el periódico. "Me siento como si hubiese pasado mi semana pasada en un evento de súper propagación". 

En declaraciones a la AFP, Carnival confirmó que "un pequeño número a bordo estaba aislado debido a pruebas positivas de covid".

"La rápida propagación de la variante ómicron puede moldear cómo algunas autoridades de los destinos con limitados recursos médicos puedan ver incluso un pequeño número de casos, aun cuando estén siendo manejados con nuestro vigoroso protocolo", comentó la compañía, sin ofrecer mayores detalles. 

El Carnival Freedom llegó a Miami el domingo por la mañana, desembarcó a todos sus pasajeros y "saldrá en su próximo viaje como estaba planificado", apuntó, agregando que si se le niega la entrada en algún puerto trabajará para "encontrar un destino alterno". 

Los CDC están "completamente informados y apoyando nuestros protocolos y planes operacionales", agregó. 
Esta semana, 55 personas dieron positivo al covid a bordo del crucero Royal Caribbean International, de acuerdo con la compañía. 

Los contagios registrados en el "Odyssey of the Seas" afectaron a pasajeros y a miembros de la tripulación, pese a que el 95% de las personas embarcadas estaban vacunadas contra la enfermedad, indicó Royal Caribbean. 

El barco no recibió autorización para entrar a las islas caribeñas de Curaçao y Aruba, las últimas escalas previstas en su viaje de ocho días.

Regresó a puerto en Fort Lauderdale, Florida, el domingo. 

Comparte