EEUU desiste y cancela toda reunión diplomática con Rusia

Joe Biden y Vladimir Putin

Una de las noticias que ha tenido al mundo atento es el conflicto entre Rusia, Ucrania y Estados Unidos, que está lejos de terminarse, pues la reciente decisión del mandatario ruso, Vladimir Putin, de desplegar tropas en su país vecino generó una polémica y desató preocupaciones entre países que conforman a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y en especial en su rival del occidente.

Y es que desde que Putin decidió reconocer la independencia de Donetsk y Lugansk, a las que denominan como "las regiones rebeldes" de Ucrania, ha mandado todo un ejército a dichos territorios para una supuesta "misión pacífica" con el objetivo de proteger a su población que reside en el lugar.

Ante esta situación, Ucrania ha denunciado firmemente que Rusia está violando "la soberanía de su país" a propósito, y a pesar de lo que esto significa afirman no tener miedo, pues se sienten respaldados por países de Occidente.

Sin embargo, el reconocimiento de dichas regiones, podría traer consigo numerosas consecuencias, pues daría pie a que Rusia logre entrar por fin a Ucrania, que no ha dado su brazo a torcer pese a las sanciones impuestas por varios países, algo que en palabras del propio canciller ruso, Serguéi Lvrov no les importa.

Esta decisión, ha provocado que el "Acuerdo de Minsk" que tenían ambos países, finalizara. Fue confirmado por el mismo Putin. El acuerdo se llevó a cabo en el 2014 y el objetivo era ponerle fin al combate entre ucranianos y separatistas prorrusos. Ciertamente, después de esto el futuro es incierto.

Pero… ¿Estados Unidos qué tiene que ver en esto?

Estados Unidos, desde luego, ha sido un aliado de Ucrania junto con la OTAN y la UE. 

Recientemente Anthony Blinken, el secretario de Estado de EEUU, tenía planes de hablar diplomáticamente con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, en una reunión que tendría fecha para este jueves en Ginebra, Suiza, para llegar a un acuerdo, pero fue cancelada por Blinken, quien dijo que Rusia no deseaba cooperar.

En pocas palabras, Rusia ha dejado en claro que no pretende tener diplomacia alguna, y mucho menos con su rival Estados Unidos, por lo que Blinken consideró que era en vano seguir adelante con la reunión.

No obstante, EEUU, lanzó una advertencia diciendo que en caso de que Ucrania se encuentre en peligro hará lo necesario para “ayudar”. Sin embargo, antes de llegar al escenario más caótico aún se encontraban abiertos a una charla diplomática, pese a que sus homólogos rusos no estuvieran de acuerdo, pero para eso Moscú debía de comenzar a mostrar seriedad al asunto, lo cual, claramente, no ha hecho.

El ministro de Exteriores ucraniano en EU, Dmitro Kuleba, dijo que Ucrania sólo tenía dos opciones, una sería el disuadir a Moscú de avanzar, pero en caso de que esto no funcione tendría que luchar contra Rusia para reclamar sus tierras. 

Así mismo recalcó que Ucrania tiene como aliados a la OTAN, Estados Unidos y la Unión Europea, que en conjunto buscan darle una solución pacífica y bajar la tensión que se vive actualmente. No obstante, a pesar de buscar esta salida, otro as bajo la manga sería recurrir a la ”Ley de Préstamo y Arrendamiento” estadounidense, que consistiría en obtener esa ayuda financiera para llevar equipo militar a Ucrania, una opción que analizaron Blinken y Kuleba para proteger al país de Europa Oriental.

Comparte