Editorial ¿No habrá acciones?

Editorial    ¿No habrá acciones?
    En los últimos días, las redes sociales han reportado bloqueos de taxistas a unidades de Uber’s, lo cual aunque parezca raro, es lo menos grave, ya que también se reportaron daños a los vehículos y agresiones a los choferes, además de la molestia de los usuarios que han sido bajados de las unidades y literalmente obligados a subir a sus unidades. Aunque hace dos semanas hubo un acuerdo para evitar afectar al destino con bloqueos de unidades, los taxistas no cumplieron con la palabra y empezaron a actuar por su cuenta, a pesar que el gobierno municipal presumía que ya tenía autorización para multar a los Uber’s que se detectara estuvieran trabajando. Sin importar las consecuencias que pueda tener sus actitudes, los taxistas se dicen agredidos y provocados por los choferes de la mencionada plataforma digital, lo cual aunque fuera cierto no es la forma de actuar, ellos no son ninguna autoridad para determinar quién sí o quién no realiza el servicio de transporte público. El acuerdo fue esperar hasta el 17 de julio, cuando la Suprema Corte de Justicia de la Nación, daría una solución al amparo promovido por Uber para poder circular por las calles del estado de Jalisco. Los taxistas no cumplieron y han puesto en jaque a Puerto Vallarta, ya que sus acciones de violencia que están circulando por las redes sociales, son una promoción negativa que dañan al destino, toda vez que hay una gran cantidad de turistas extranjeros que llegan a Puerto Vallarta y tienen sus dispositivos móviles la aplicación de Uber, por lo tanto buscarán gozar de dicho servicio, lo cual se verá en peligro por la ley de la selva que los taxistas están imponiendo en la ciudad.
Comparte