Editorial No es normal

Editorial    No es normal
  Independientemente de la gran cantidad de agua que está cayendo en la región (desgraciadamente todavía falta mes y medio de lluvias), las inundaciones atípicas que se están registrando en el municipio de Bahía de Banderas, exigen una investigación profunda para dar con el o los culpables de esta situación, que tiene en vilo a vientos de familia que han visto como han perdido sus pertenencias con al menos dos inundaciones que nadie se esperaba. Las autoridades no pueden culpar a la naturaleza, no pueden acusar a la furia de la naturaleza, porque aquí el culpable fue la mano humana. No se trata del huracán Irma, el monstruo del Atlántico que hace unas horas ha arrasado con varias islas del Caribe y en la madrugada desataba su furia contra Puerto Rico y esperan hoy República Dominicana, Haití y Cuba la furia de este huracán, que mantenía vientos de más de 250 kilómetros por hora. Para finalizar, se espera golpee a Florida en Estados Unidos. Ante ese tipo de fenómenos no hay nada que hacer. La gran cantidad de agua que trae, los vientos feroces han sembrado destrucción a su paso, pero eso está muy lejos de Bahía de Banderas, eso sólo lo vemos en las noticias, lo real es que el municipio nayarita está sufriendo las consecuencias de fraccionadores voraces y autoridades cómplices.
Comparte