Editorial Conservar el entorno limpio

Editorial    Conservar el entorno limpio
  El estado deplorable en el que se encuentra Boca de Tomates, es una cruel llamada de atención para los habitantes de Puerto Vallarta y recordar que la limpieza era una de las cualidades que distinguían a los vallartenses. La limpieza y la amabilidad, eran las dos cualidades más preciada de nuestra ciudad, sin embargo algo pasó que se dejó perder ese sello al grado que en la actualidad el problema de la basura es uno de los más serios por los que atraviesa la ciudad. Parece inconcebible que de una jornada de limpieza, en el área de Boca de Tomates se hayan recolectado más de 10 toneladas de basura, una cifra escalofriante si se toma en cuenta que era una de las playas más visitadas, especialmente por los lugareños. Eran esas playas que se mantenían “ocultas” de los turistas y que los locales aprovechaban cuando las playas más populares estaban llenas de visitantes, especialmente en Semana Santa. Ahora, el gobierno municipal tiene la obligación de realizar un plan de rescate en esta zona tan importante, tanto en la limpieza como con los comerciantes que han sido afectados por las altas mareas y han destruido sus palapas. El rescate es obligado y necesario, tanto ecológicamente como turísticamente. Es necesario evitar que se afecte el mangle del lugar, así como rescatar una playa que era visitada principalmente por los lugareños y que económicamente era el sustento de una cooperativa.
Comparte