Director de DIF Vallarta regresó 300 mil pesos al no tener presupuesto ni nómina para albergue

Jorge A. Escobell rechazó el recurso del DIF Jalisco, ya que, dijo, no había condición para habilitar el albergue para indigentes
0
9316

Jorge Armando Escobell Fernández, director del Sistema Municipal para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF Puerto Vallarta), reconoció que rechazó 300 mil pesos aprobados por el DIF Jalisco para el proyecto de un albergue para indigentes, aclaró era lo conducente, pues el organismo local no cuenta con presupuesto, ni nómina para echar a andar el refugio, pues tienen como límite hasta el 30 de agosto para comprobar la aplicación del dinero a esta problemática, lo cual no es factible, pues dijo que la anterior administración no dejó recursos para complementar los gastos de operación, ni el proyecto ejecutivo.

Aclaró que el mismo convenio establece sanciones en caso de incumplir, una de esas es la devolución del recurso, por lo que vio el riesgo de echarlo a andar y no alcanzar a completar la operación.

“Es un proyecto que ya viene de tiempo atrás, por una recomendación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, son medidas cautelares, pide entre otras cosas al alcalde la posibilidad de tener un albergue para dar atención a personas en situación de calle, hace un tiempo el municipio en acuerdo edilicio otorga en comodato al DIF Municipal un espacio físico que ya antes el DIF lo tenía como un Cadi en la colonia Agua Azul, para poder realizar dicho albergue, entonces se entera de un recurso de ayuda humanitaria que se puede bajar del DIF estatal, nos llega la adenda en el convenio donde nos dicen que se aprobaron 300 mil pesos, dicho recurso estaba sujeto a unas condiciones, entre otras que nosotros tuviéramos el albergue habilitado y con personal para poder llevar a cabo la atención”

Antes deberían garantizar la operación del refugio

El licenciado Escobell Fernández subrayó que, ante la imposibilidad presupuestal, del DIF Municipal, quienes incluso no han podido garantizar los gastos de operación actual, para lo cual solicitaron una ampliación presupuestal de 15 millones de pesos al Ayuntamiento, sin obtener a la fecha respuesta favorable.
“Si bien es cierto, ese recurso de 300 mil pesos habrá quien pudiera pensar que era un buen punto de partida para poder tener funcionando el albergue, la realidad es que ese recurso debía haber sido un apoyo para lo que ya tuviéramos en operación, no como un punto de partida”

Recordó que les dieron en comodato las viejas instalaciones de lo que fue la Guardería del DIF en la colonia Agua Azul, en la esquina de las calles Río Tibet y Río Santiago, donde despues operó el Instituto Municipal de la Mujer, pero no existe un dictamen obligatorio de Protección Civil para ver si es viable habilitar ahí un refugio o casa de tránsito, señaló que realizó una visita al sitio y salta a la vista muchas necesidades, como la rehabilitación de la instalación eléctrica y sanitaria, además de la compra del mobiliario, camas blancos, cocina, comedor, adecuar regaderas y otros pendientes que ni siquiera estan plasmadas en un proyecto y presupuesto.

Han detectado a 51 personas viviendo en las calles de Vallarta

Pese a que no se ha podido concretar el necesario albergue, indicó que continúan realizados recorridos en la vía pública para atender a las personas en situación de calle, donde en el último censo anotaron a 47 hombres y 4 mujeres, de estas 51 regresaron a 9 personas a su lugar de origen, mientras les han proporcionado asesoría jurídica, apoyo en transporte, medicina y alimentos.

“Yo entiendo que las personas, que desconocen como operan estos programas, crean que fui insensible haber devuelto ese recurso porque la ciudadanía lo requiere, pero realmente necesitamos analizar que si no se contaba con el presupuesto, ni con el personal, era más irresponsable haber admitido el recurso y posteriormente tenerlo que regresar. De entrada, también necesitamos establecer el reglamento o lineamientos para poder operar el recurso”.

Carecen de reglamento y presupuesto

Advirtió que son muchos los requerimientos, en el inmueble y recursos humanos a cubrir para habilitar el refugio: “Aun teníamos que analizar si las personas albergadas podían permanecer las 24 horas, si nada más iba a ser un refugio para pernoctar, es decir si la necesidad era para tenerlo abierto día y noche deberíamos tener personal para los tres turnos, trabajo social, enfermería para atender, incluso psicología para dar contención emocional, habilitar la cocina y darles alimentación, tenerles cocineros, intendencia, seguridad, trabajo social, aparte de ello pues todas las necesidades que implica Protección Civil”.

Reiteró que no solo es habilitar un espacio para meter a las personas en situación de calle, tránsito, movilidad o en condición de vulnerabilidad, pues hay muchos lineamientos y reglamentos que se tienen que cumplir, así como necesidades y obligaciones a cubrir, puntualizó por rechazar ese recurso no echan a la borda su compromiso por realizar el proyecto, anunció que seguirá insistiendo para que el Ayuntamiento genere un presupuesto, incluso recomendó que para la siguiente administración dejen etiquetado una partida especial para este programa.

gcc

Miguel González Guerra