Despiertan a capo tiros y granadazos

Benito Jiménez
Agencia Reforma

Los Mochis, Sinaloa.- Joaquín “El Chapo” Guzmán escapó de los marinos por un túnel construido en el clóset de su recámara. Oculto entre espejos.
Los marinos pasaron al clóset, pero no detectaron la puerta falsa para acceder al corredor subterráneo.
Éste tenía un dispositivo para abrir la compuerta por donde el capo sinaloense bajó unos dos metros hasta el drenaje. La boca del túnel se encuentra iluminada por lo que Guzmán no tuvo complicaciones para salir librado de la operación naval.

Edición impresa digital aquí