Desde el Nido del Búho El Deteriorado Espíritu de las Leyes

Dedico esta sencilla Nota de Opinión, con el firme deseo y convicción de reflexionar acerca de este día 12 de julio del presente año 2016 día en que se festeja nacionalmente el día del Abogado, y como una breve reflexión para renovar y continuar con mas convicción, firmeza y certidumbre de lo que significa el quehacer de un Abogado en esta compleja sociedad, porque de una cosa estoy seguro, que Dios Padre, me dio la gracia y la dicha de haber alcanzado obtener un Título Universitario en mi alma mater U.N.A.M. lo que me ha permitido superarme de manera personal y como ser humano con todas las virtudes y todos mis errores que he vivido y que gracias a mis padres, esposa e hijos me he forjado con buenos cimientos y sentimientos de amor y cariño hacia ellos, incluso de mis semejantes, lo que me ha permitido que se me abran todas las puertas que se me presentan y vencer todos los obstáculos que se me han presentado a lo largo de mi vida. De esto me siento satisfecho y muy orgulloso y lo digo y lo escribo ahora de reafirmar el papel tan importante que desempeña un Abogado y en especial un Abogado Postulante de la carrera profesional de Licenciado en Derecho.

Edición impresa digital aquí