Al menos desde 1797 Punta de Mita lleva su nombre

0
1845

Eduardo Gómez Encarnación, cronista del municipio de Bahía de Banderas, rememoró la etimología de Punta de Mita, pequeña península con una rica historia, convertida hoy en un ambicioso desarrollo turístico, sitio al que también pretende cambiar de nombre el gobernador Miguel Ángel Navarro, por el de Punta Nayarit.

“La palabra Mita es náhuatl, se han dado varias interpretaciones de ella: una que viene de Mictlán que es el inframundo, relacionado con el origen de los hombres en el quinto sol actual; otra es Mita que significa también flecha, que puede ser por la forma de la punta que se adentra hacia el mar; otra mas la da el cronista Carlos Munguía Fregoso, que se refiere al salario, por el pago que se le daba a los indígenas por el buceo de perlas ahí”, destacó.

El profesor Gómez Encarnación recordó que en la punta donde hoy se encuentra el hotel Four Seasons estuvo asentado el importante pueblo de Tintoque, dedicado a la navegación, metalurgia, explotación de perlas y del caracol de tinte; tras la llegada de los españoles desapareció alrededor del año 1690.

El documento más antiguo donde aparece el nombre de Punta de Mita está fechado en 1797.

“Aparece por primera vez hacía 1797 en un mapa ordenado por el Márquez de Branciforte Virrey de la Nueva España, al teniente de navío Juan Matute, que estaba encargado en la zona de San Blas, levantó el plano de la Bahía de Banderas y ahí aparece Punta de Mita. Anteriormente, en la relación de Compostela de 1584 y otro mapa levantado por unos franceses en 1699 aparece como Punta de Tintoque”, puntualizó.

Mapa punta de mita

En 1874, los Estados Unidos levantaron una topografía de la costa de California y México, en cuyos documentos técnicos también aparece Punta de Mita.

El historiador dijo que las tierras de Punta de Mita después de pertenecer a los pueblos de Tintoque y Pontoque, con la conquista, pasó a manos de Alonso Castañeda en la jurisdicción de Compostela.

Después fue parte de la Hacienda de La Peñita de Jaltemba y hacía 1890 fue propiedad de la familia Romero de Guadalajara, hasta el reparto Ejidal.  

En 1935 al 1937 fue entregada al Ejido de Sayulita, pero la zona de Punta de Mita se entregó después al Ejido de Higuera Blanca en 1952. El cronista destacó que ahí se encontraban ya los pueblos Corral del Risco y Punta de Mita, en un llano alrededor de un manantial.

En 1973, con la creación del Fideicomiso Bahía de Banderas, quedan comprendidos sus terrenos en dicho desarrollo habitacional y turístico, atrayendo a importantes empresas y cadenas hoteleras. 
Toda una historia con el nombre de Punta de Mita, que el hoy mandatario estatal quiere cambiar.

Punta de Mita

EtiquetasPunta de Mita
Miguel González Guerra