“Dejen de matarnos”

“Dejen de matarnos”
Nueva York, EU.- “Dejen de matarnos”, dice una pancarta en Charlotte portada por un joven afroestadunidense entre coros de “manos arriba, no disparen” y “las vidas negras valen”, gritos que retumban alrededor del país durante los últimos dos años al denunciar la repetición de escenas donde policías disparan y matan a afroestadunidenses mientras los políticos ruegan por “calma”. Charlotte, Carolina del Norte, permanece por segunda noche bajo estado de emergencia después de tres noches de ira y enfrentamientos entre afroestadunidenses y las autoridades luego de la muerte de Keith Lamont Scott, el pasado martes. En Tulsa, Oklahoma las autoridades, después de intentar justificar la muerte de Terence Crutcher, el viernes pasado, un afroestadunidense desarmado y con las manos, anunciaron este jueves una acusación de homicidio involuntario contra la mujer policía que lo mató.
Comparte