Defienden esquema

Ciudad de México.- Alfonso Durazo defendió la decisión del Gobierno entrante sobre que la nueva Guardia Nacional quede bajo el mando del Secretario de la Defensa Nacional.

El futuro titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana afirmó que, tras un diagnóstico, se concluyó que no existe ningún mando policiaco civil confiable para conducir la Guardia.

Ante los señalamientos de que la estrategia de seguridad del futuro Gobierno implicaría continuar con la militarización del país, Durazo acotó que los elementos que conformarán la Guardia, a diferencia de la actual tropa, tendrán una formación de respeto a los derechos humanos y regulación del uso de la fuerza.

«El asunto no es la militarización; no depende de que estén ubicados en Sedena, depende de la formación de los integrantes de los cuerpos de seguridad; en este caso, los integrantes de la Guardia Nacional tendrán una formación específica para prestar servicios a la seguridad», dijo en entrevista.

Edición impresa digital aquí