Coparmex Vallarta pide a senadores oponerse a reforma eléctrica

José Alberto Galarza Villaseñor

Este martes, la Coparmex Puerto Vallarta, hizo un llamado a los senadores José Alberto Galarza Villaseñor y Verónica Delgadillo García, de Movimiento Ciudadano así como María Antonia Cárdenas Mariscal y José Alejandro Peña Villa del partido de Morena, para que voten en contra de la reforma a la Ley de la Industria Eléctrica aprobada por la Cámara de Diputados.

Toda vez que consideran que el costo por convertir a la Comisión Federal de Electricidad en un monopolio implica graves consecuencias económicas, legales, sociales, de salud y medioambientales. 

Además, sería un golpe muy duro para el sector turístico, ya que de aprobarse podría registrarse por lo menos un 17% de incremento en la tarifa de todos los consumidores, mencionó el presidente de este organismo empresarial, Jorge Careaga. 

“La mayor parte de nosotros, yo creo que el 90% dependemos del sector turístico actualmente y la verdad el 17% que se prevé de aumento tras la reforma de esta Ley, sería un golpe muy duro para el sector turístico y creo que a este llamado no solo Coparmex debería de sumarse en esta cruzada para impedir esta atrocidad sino que adicionalmente todas las asociaciones turísticas y hoteles tendrían que estar haciendo un llamado”. 

Dijo que si aprueban los Senadores esta ley, se eliminaría la lógica de eficiencia con la que actualmente se despacha la energía más barata en el mercado, cuya consecuencia lógica sería el incremento de este 17%. 

Por otro lado, el hotelero vallartense, Gabriel Igartúa Sánchez, destacó que el no abocarnos a energías limpias, modernas y renovables es poner en riesgo el futuro de este destino turístico y de los otros. 

“Creo que hemos visto que la reacción del actual gobierno de bajar y no encarecer los servicios como son los energéticos no ha sido posible y han fracasado en este tipo de cosas y nuestro principal llamado es que México no puede recaer en prácticas que demuestran ser un fracaso.”

Por último, Careaga Jiménez, indicó que desde el fin de semana han enviado los empresarios algunas cartas dirigidas a los Senadores de la República pero no tuvieron eco. 

Asimismo, dijo que si queremos que México tenga una economía de bienestar, es necesario que se pague menos por los servicios; y en este caso eliminar la competencia no es la vía para lograrlo. Para mantener los precios como se encuentran ahora, se requerirá de subsidios que serán absorbidos por los ciudadanos a través de impuestos y otros esquemas.

De ratificarse en el Senado la reforma ya aprobada en la Cámara de Diputados, México quedaría en una desventaja competitiva.

 

 

Comparte