Contraloría hotelera, área sin reflectores de pagos

Contraloría hotelera

Desde la contraloría del hotel Sheraton Buganvilias Resort & Convention Center, Cristina Bañuelos desde hace 23 años apoya a su jefe en la elaboración de contratos, pagos y algunos otros aspectos que tiene que ver con el flujo de efectivo.

Se trata de una actividad que requiere mucha dedicación, concentración y cálculos para que las cuentas salgan bien y se cumpla con los compromisos en tiempo y forma.
En la contraloría, Cristina y el equipo de colaboradores realizan un trabajo que no está a la vista del público pero desde las entrañas del hotel organizan aspectos indispensables para que la operación salga adelante todos los días.

“Estamos en el área del dinero, donde se hacen los pagos a los proveedores, algunos de ellos en dólares, se elaboran contratos y tenemos que estar muy atentos a todos los aspectos de la administración”.

La entrevista explica que la contraloría es el área donde fluye el dinero para las compras, tienen que estar muy atentos, cuidar cada peso para que las cuentas sean claras y se invierta lo necesario para ofrecer las mejores experiencias a los huéspedes.

Luego de los dos años de la pandemia, las cosas están mejorando de manera constante en el hotel, afortunadamente, es un establecimiento con muchos huéspedes repetitivos que suelen vacacionar al menos una vez al año.

“Ya se recuperó la actividad turística, los dos años pasados fueron difíciles pero ya se observa la reactivación con la llegada de los huéspedes repetitivos”.

Somos un hotel que genera lealtad, la que tienen los colaboradores, muchos con varios años de experiencia y también de parte de los huéspedes que suelen visitarnos con mucha frecuencia.

Además, Cristina opina que el ambiente laboral en el hotel Sheraton es muy positivo, hay trabajadores que se han ido y regresan compartiendo su perspectiva de que el clima laboral es incomparable.

“Este es un gran lugar para trabajar, aquí hay personas que se van pero han regresado por el buen ambiente de trabajo, tenemos un gran trato por parte de los directivos”.

Prueba del buen trato que se tiene hacia los colaboradores, recientemente se realizó una comida dedicada a las mamás trabajadoras.

Comparte