Continúan en riesgo casas y propiedades en San Esteban

Desbordamiento de río pone en riesgo el patrimonio de las familias del lugar

El pasado fin de semana, las lluvias causaron miedo y desazón de nueva cuenta entre los vecinos de la colonia San Esteban, pues sus viviendas aún se encuentran en riesgo del colapso, esto, debido al debilitado muro que aún permanece de pie, que no fue golpeado por las corrientes que generaron las intensas lluvias.

Desde La Ribera Sur logramos obtener imágenes del estado en el que se encuentran las viviendas afectadas, aunque el riesgo para las familias que residen en el lugar, no ha pasado; falta la intervención de las autoridades para restablecer el cauce del río, que por el momento, tiene varios montículos en el centro que desvían la corriente y golpean los muros. 

Para las personas que habitan en esa zona, al final de las calles Ignacio Luis Vallarta, Insurgentes y Francisco I Madero, los terrenos y casas están completamente a merced de los cambios de la naturaleza, que en este caso fueron extremos.

Desbordamiento de río pone en riesgo el patrimonio de las familias del lugar

A la distancia, se puede ver a los miembros de la familia Trinidad Jiménez, cuya casa está literalmente suspendida sobre el lecho del río, su patrimonio y el de otras familias cercanas, están a punto de desaparecer por completo, como sucedió con otras más en La Ribera y colonia. 

Un imponderable que impide el trabajo de la maquinaria en esa zona, es la crecida del Río Pitillal, que según nos comentó don Epifanio Palomera, fue en el año 1972 que sucedió una crecida similar, en la que se llevó gran parte de su rancho. 

Desbordamiento de río pone en riesgo el patrimonio de las familias del lugar

Don Epifanio, quien tiene su rancho en La Ribera cercana al camino a Playa Grande y frente a la colonia San Esteban, recordó que en aquella ocasión el río se llevó árboles de gran tamaño y parte de su terreno; en esta ocasión también perdió otra parte de su rancho.

Por igual espera que baje la corriente para que la maquinaria pueda trabajar en el lecho del río y disminuir el riesgo para todos en esa zona.

Comparte