Con las llamas en los aparejos

Fernanda Carapia

Guadalajara, Jal.- “¡Hijos de su pu.. madre!, ¡dejé a mis hijas encerradas!”, grita Fátima, mientras corre por la calle, con las manos empuñadas, para ver a sus tres niñas, en la Colonia Las Ventas del Astillero.

Ayer por la mañana se enteró de que el incendio en el Bosque La Primavera estaba controlado, pero no habría clases; como no encontró quién las cuidara, dejó a sus hijas -de 13, 11 y 5 años de edad- dentro de casa.

Edición impresa digital aquí