¿Cómo perder la cabeza?

Roberto Sandoval

Nayarit es un ejemplo de cómo sus gobernantes pierden la cabeza y caen en errores que les cuestan credibilidad e incluso ir a la cárcel. Roberto Sandoval es un ejemplo, sus errores lo hicieron caer hasta conseguir órdenes de aprehensión en su contra.

En el municipio de Bahía de Banderas arrastró a dos personajes que pudieron ser brillantes, los dos también perdieron la cabeza, el primero escapó de caer en la cárcel cuando lo sorprendió la muerte. 

Intento construir una presidencia municipal que finalmente fue un edificio de cartón que le ha costado al municipio de Bahía de Banderas mucho dinero. 

El otro es su cuñado José Gómez, que además de perder la cabeza se quedó sin cabello, confronta aún temas legales, además de pasar un par de meses en la cárcel, para salir tuvo que regresar dinero que de alguna forma ilegal fue a parar a sus bolsillos.

José Gómez aún tiene que presentarse a un juzgado para poder continuar en libertad.

Poco o mucho dinero, tanto José Gómez como su cuñado cometieron la falta, en tanto que, Roberto Sandoval busca eludir la responsabilidad y no caer en la cárcel por sus errores.

La historia de Roberto Sandoval es tan espectacular como la de un deportista que sube al estrellato, pero no logra sostenerse arriba.

Ganó popularidad cuando de ser líder entre los trabajadores del rastro de Tepic subió a ser presidente municipal de esa ciudad.

Su popularidad lo llevó a ser candidato al gobierno de Nayarit. A esa popularidad se agregó José Gómez, quien sin tener merecimientos académicos fue nombrado rector de la Universidad Tecnológica de Bahía de Banderas.

En tanto, Roberto Sandoval no tuvo equilibrio como gobernante, de la noche a la mañana se hizo de terrenos en donde con apoyo de Cheque Peña consiguieron criar caballos pura sangre de origen mexicano y español.

Finalmente, José Gómez regresó parte del dinero sustraído y ahora firma su expediente cada que se le indique y Roberto Sandoval es prófugo de la justicia.

Como resumen de esta historia tenemos que dar fe de que en Bahía de Banderas hay una lista de excelentes gobernantes en este municipio. 

Desde su primer presidente municipal hasta el actual, el doctor Jaime Cuevas, sin dejar de anotar que Héctor Paniagua ha dejado testimonios de dos buenas administraciones, que se reflejan en carreteras que cubren todo el municipio, solución a problemas en los pueblos de Sayulita, Lo de Marcos y el camino de Compostela a San Juan de Abajo. 


Gobernantes que han sido ejemplares como se lo merecen el municipio de Bahía de Banderas y todo el estado de Nayarit.


Detalles que merecen la atención son los de la seguridad que no se logran controlar en el estado de Nayarit, así como el desarrollo en los pueblos de Bahía de Banderas.

Comparte