Comerciantes piden que los dejen trabajar y resuelvan su situación comercial

Bahía de Banderas, Nay.- El comercio de la zona dorada de Bucerías pareciera no tener una organización, ya que, por un lado, se ven personas invadiendo las banquetas, cerca del arroyo del Indio y por el otro, personas de la tercera edad, buscando ser regularizados y también indígenas, que han juntado todos sus papeles en busca que se les respete su espacio.

Durante un recorrido por la calle Lázaro Cárdenas, donde se concentran la mayor parte de los negocios de la zona, pudimos observar una desigualdad de oportunidades para poder comercializar sus productos.

Hay quienes sufren por poder tener un lugar y otros hasta invaden las banquetas, por lo que platicamos con algunos comerciantes que estaban inconformes por esta desigualdad, quienes nos comentaron que el trato nos es parejo.

En ese sentido, una familia indígena de la etnia tzotzil, del estado de Chiapas, comentó que el personal de fiscalización le han quitado su mercancía, porque están invadiendo la banqueta, pero comentaron que están en una propiedad privada en la calle Lázaro Cárdenas, donde una persona de origen canadiense les dio permiso de vender en su propiedad, pero también las autoridades de fiscalización lo están molestando.

Se refiere una finca, ubicada con el número 198 en esta misma calle, el cual cuenta con un espacio de 8 metros antes de la banqueta donde estas personas vendían sus artesanías y de donde fueron retiradas por invadir el paso del peatón, pero esto no afecta ya que no están en lo que se le considera una banqueta, ahora ellos están en un local prestado enfrente de esta finca esperando, que se resuelva su situación.