Incongruencias

0
1860
Carlos Rojas Magnón

No es posible que una ciudad pujante como Tijuana, haya tenido y tenga gobiernos inútiles que no han podido ponerla en el lugar que merece, salvo honrosas excepciones.

Tenemos diariamente una hilera de tres en fondo, de 4 km de largo, de trailers cargados de productos hechos o ensamblados en México con destino a Estados Unidos.

Se exportan de Tijuana a Estados Unidos 40,000 millones de dólares al año.

El abandono de Tijuana, aparte de la absoluta falta de conocimiento de la alcaldesa, tenemos unas deficiencias presupuestales que limita la obra pública del municipio, no obstante, el poderío económico que se mueve en Tijuana.

La inversión privada es imparable y es incongruente con la respuesta del gobierno estatal y municipal.

Esto no es culpa del municipio sino de la inmensa torpeza en el manejo del presupuesto nacional desde 2018, en donde se ha invertido miles de millones de dólares en proyectos no indispensables, de necedad, fallidos todos, olvidando a los estados y municipios es sus necesidades de crecimiento.

Todo ese dinero invertido en salud, en seguridad y en apoyo a municipios hubiera cambiado a todas las ciudades de México.

Inclusive hoy, en Tijuana, se están iniciando los trabajos de un viaducto de dos pisos de la frontera a la salida a Ensenada.

Desde luego toda inversión en infraestructura es positiva, pero no oportuna, porque 10,000 mdp que supuestamente costará esa obra, con ese dinero se atenderían muchas otras obras mucho más necesarias en la ciudad que ese viaducto.

Nuevamente es otra necedad, sacrificando a Tijuana con una obra que no es apremiante. Esto le pasa por no consultar y la gobernadora en este caso, por cobardía o temor a hacerle ver la realidad, no hizo nada para ver la nula necesidad de ese proyecto, comparado con otras necesidades apremiantes en Tijuana.

Todo esto, para no variar, son

“Incongruencias”

EtiquetasColumna