Día 3 de travesía, el clima de Querétaro y Guanajuato lleva al límite a Antorchistas

La noche en Querétaro fue de menos de 5 grados y en Guanajuato el viento exigió al límite a los devotos vallartenses.
0
2114
Llegada de Antorchistas a Guanajuato

Comenzó el tercer día de la travesía de los Antorchistas Guadalupanos de Puerto Vallarta que llevan la luz de Cristo hasta nuestra ciudad costera y la tierra mexicana no la está poniendo fácil.

Antorchistas

Dormir a la intemperie, una prueba de fuego

Durante la madrugada, en el estado de Querétaro, los corredores tuvieron que soportar temperaturas menores a los 5 grados, con la única luz de la luna y los camiones de carga pasando a dos metros de distancia.

Antorchistas en bolsas de dormir

Aun así, los contingentes 2, 3, 4 y 5 siguieron el camino con la fe como motor y el respaldo de todo el grupo y de los Angeles Verdes, que no pierden un segundo la atención al contingente.

Mientras tanto, el resto de misioneros intentaron, como pudieron, dormir algunas horas, en bolsas térmicas, sobre el piso, a la intemperie y con el único manto protector de la fe en la morenita del Tepeyac.

Para ninguno fue fácil, pues conciliar el sueño a 8 grados, en un piso duro, es casi imposible, y aunque el cansancio era evidente, más de uno prefirió orar o leer, ya que Morfeo nomás no llegó.

Antorchistas descansando en bolsas de dormir

Querétaro y su frío termino, pero llegaron los vientos guanajuatenses

Pasadas las 7:30 de la mañana se cruzó la frontera entre Querétaro y Guanajuato y aunque la temperatura subió un poco, gracias al astro rey, el viento hizo lo suyo y respirar era una tarea titánica.

Antorchistas corriendo con el fuego

El esfuerzo físico no pasó desapercibido y uno de los misioneros ‘se tronó’ la rodilla, pero para sorpresa de todos los miembros del grupo, en su siguiente turno tomó la luz de Cristo y siguió su andar, dejando claro que mientras el cuerpo responda a la fe, la misión seguirá en pie.

Así inicio el tercer día de la travesía, que terminará el martes 12 de diciembre, a las 7 de la noche, en la iglesia de nuestra señora de Guadalupe, en el corazón de Puerto Vallarta.

Milton Colmenares