Cienfuegos era El Padrino y traficó toneladas de drogas con el H2 a EU

Salvador Cienfuegos

En Estados Unidos buscaban a “El Padrino”.  Les quedaba claro que un personaje con ese nombre clave era quien, desde las más altas esferas del gobierno mexicano protegía y controlaba el tráfico de drogas al País del norte.

Los investigadores estadounidenses espiaban, por medio de una intercepción de llamadas, mientras integrantes de un cártel hablaban sobre un personaje poderoso y tétrico conocido como "El Padrino".

Los agentes se habían aproximado a El Padrino durante mucho tiempo y estaban seguros que el tipo, para ese momento columna principal en el tráfico de drogas, era un alto funcionario de las fuerzas armadas mexicanas.

Mientras eran espiados, uno de los sicarios vigilados le dijo a sus compinches que "El Padrino" estaba en ese momento en un programa de televisión.

La DEA que estaba atenta, no tuvo más que sintonizar el programa del que hablaban para descubrir finalmente quien era ese poderoso personaje que protegía desde la más alta esfera de seguridad el tráfico de estupefacientes.

Se trataba nada más y nada menos que del secretario de Defensa nacional, el General Salvador Cienfuegos.

Así, por una pifia, las autoridades norteamericanas finalmente confirmaron que el patrón oculto era en realidad el zar encargado de encabezar la guerra contra el crimen organizado.

Las autoridades norteamericanas aseguran que Cienfuegos ayudó al cartel del H2 a encumbrirse.

En una audiencia de sólo cinco minutos, el general Salvador Cienfuegos Zepeda, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional, confirmó que había leído los cuatro cargos que la Fiscalía de Estados Unidos le imputa: tres de narcotráfico y uno por "lavado" de dinero.

La audiencia en la corte federal del distrito central de California se emplazó a una nueva sesión para el martes 20 de la próxima semana, para debatir las condiciones de su detención y la opción de un paquete de fianza.

De acuerdo con los documentos judiciales, se acusa a Cienfuegos de brindar protección al Cártel del "H2", grupo con orígenes en los Beltrán Leyva, con quienes se habría coludido para traficar miles de kilogramos de droga a EU.

"Gracias en gran parte por la asistencia corrupta del acusado, el cártel llevó a cabo su actividad criminal sin interferencia significativa del Ejército mexicano".

Los fiscales estadounidenses aseguran tener evidencia suficiente, que incluye "miles de mensajes de Blackberry".

El cártel —de Juan Francisco Patrón, "El H2", ya abatido— es el mismo que corrompió al exfiscal nayarita Édgar Veytia, quien fue detenido en Estados Unidos en 2018 y fue sentenciado.

En su comunicación con la jueza Amon, los fiscales solicitaron denegar la posibilidad de una fianza, pues, de ser declarado culpable, cada delito de narcotráfico significaría un mínimo de 10 años de cárcel.

Sin embargo, dado el volumen y gravedad de los delitos consideran probable alcanzar la cadena perpetua.

Te puede interesar: Tronaron la guarida de los 'H2'!

Con información de Reforma y  El Universal

Comparte