Bruno Blancas al rescate de la zona arqueológica de Ixtapa-Vallarta, celebró equinoccio

Por la llegada de la primavera el legislador Bruno Blancas encabezó un ritual prehispánico en el histórico sitio ubicado al norte de Puerto Vallarta, se dijo comprometido por su rescate
0
2305

El diputado federal Bruno Blancas Mercado encabezó la organización de la celebración de la llegada del Equinoccio de Primavera en la zona arqueológica de Ixtapa, al norte de Puerto Vallarta, en coordinación con representantes de los pueblos originarios migrantes y el Ayuntamiento, contando con la presencia del alcalde interino José Francisco Martínez Gil, el regidor Pablo Ruperto Gómez Andrade y la delegada municipal Manuela Ramos López

En la celebración participaron descendientes nahuas, mixtecos, triquis, otomís, mazahuas, amuzgos y wixarikas, Blancas Mercado ha brindado un apoyo a este sector marginado, durante el ritual reafirmó su compromiso con el rescate de las culturas ancestrales y el respeto a la mexicanidad, anunció que gestionará se finiquite la expropiación y proyecto de esta zona arqueológica, para que se convierta en un atractivo turístico y fuente de trabajo a locales.

“Las comunidades originarias nos pidieron el apoyo para poder realizar la actividad, y pues con la voluntad del Ayuntamiento y los vecinos de aquí de Ixtapa, estamos realizándolo en un lugar emblemático, donde hay vestigios prehispánicos, y yo creo vamos a poder rescatar el área, para beneficio de las tradiciones y costumbres, el reconocimiento de nuestra mexicanidad, al mismo tiempo puede ser un gran polo de desarrollo turístico”, destacó el legislador Bruno Blancas.

Para la celebración limpiaron, con el apoyo de Servicios Públicos Municipales, pues aunque se declaró zona protegida y hay un decreto de expropiación por la presidencia de la República en 1987, la zona arqueológica de Ixtapa, ubicada al noreste de la ciudad, se encuentra en total abandono, saqueo, llena de basura, escombro, sin señalamientos, vigilancia, protección, ni limitación.

En octubre de 2016, el Ayuntamiento lo declaró “Parque Arqueológico Ambiental”, El cabildo autorizó al alcalde Arturo Dávalos solicitar, al Instituto Nacional y Antropología e Historia ((INAH). La entrega en comodato por tiempo indefinido de esa área que consta de nueve hectáreas.

Pocos vallartenses saben de su existencia, es la huella que dejó aquí la cultura de Aztatlán o de Occidente, que floreció en el año 850 a 1,200 DC, donde han encontrado piezas de cerámica del periodo clásico, sonajas, metates de granito y piedra volcánica, sonajeros, utensilios de moler, navajas de obsidiana e incensarios de copal,

Cabe recordar que el arqueólogo Joseph Mountjoy hizo estudios de una estela prehispánica, de lo que fueran pirámides construidas con tierra y cantos rodados, de aproximadamente 10 metros de altura, y que con el tiempo y erosión se convirtieron en aparentes cerritos, a cuyo pie hoy se volvieron a escuchar los tambores, caracoles y volvieron a danzar los herederos de estas culturas, vistiendo de manta, con penachos, plumas y sonajas.

El programa inició en la entrada del Centro Ceremonial Aztatlán, con la ceremonia de “Perdón y Permiso”, dirigida por Alfonso Yuitiacame González, después se presentó el grupo de Danza Azteca-Mexica y el cronista de la ciudad Juan Manuel Gómez Encarnación, relatoría e historia del sitio. También se ofrecieron los típicos tamales y atole.

Para finalizar se invitó a todos los presente en el centro de la explanada natura, para participar del ritual de purificación, en el inicio de la primavera por parte del artesano y sanador Raymundo Trinidad, líder de la comunidad Náhuatl.

GC

Miguel González Guerra