Asuntos Internos da carpetazo a queja y CEDHJ le ordena que haga su trabajo

Ciudadano es llevado a la fuerza al alcoholímetro después de ser golpeado y sale negativo. La CEDHJ ordena que los tránsitos sean capacitados y no cometan abuso de autoridad
0
1182
Policía de Tránsito

La Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ) recomendó a Asuntos Internos de la Policía Municipal de Puerto Vallarta que continúe con la investigación de una queja por abuso de autoridad presentada por un ciudadano. Esto ocurre después de que en varias ocasiones se cerrara el expediente sin una resolución adecuada. Además, se ha ordenado que tres elementos de Tránsito Municipal reciban capacitación para evitar futuros casos de abuso de autoridad durante los puntos de control del alcoholímetro.

La historia de Juan Aguilar Torres tuvo inicio el 15 de julio de 2022, cuando circulaba por la calle Hidalgo, en el Centro del Pitillal. En ese momento, estacionó su automóvil frente a su negocio alrededor de las 11:10 de la noche, ya que planeaba recoger a su esposa para ir a cenar.

Pero en la esquina de la calle 5 de mayo, se encontraban agentes de tránsito municipal que le indicaron que debía dirigirse al alcoholímetro. El ciudadano les señaló que el operativo estaba ubicado en la siguiente cuadra, en la plaza del Pitillal, y que no tenía motivo para circular hacia allá, ya que ya había llegado al lugar que deseaba. Al darse la vuelta, los agentes de tránsito lo abordaron, aplicándole una “llave china” que lo derribó al suelo, para posteriormente esposarlo y llevarlo a la fuerza al alcoholímetro.

Juan Aguilar Torres

Aunque la prueba de alcoholemia resultó negativa, no le permitieron irse. El agente de tránsito alegó que había sido agredido y lo llevaron detenido a los separos, a pesar de que fue el ciudadano quien sufrió la agresión.

Una vez en la Comisaría, la esposa del detenido enfrentó dificultades para obtener información sobre su situación. Después de varios intentos, finalmente pudo pagar una fianza de 2 mil 400 pesos para que liberaran a su esposo.

Por esos hechos, Juan Aguilar presentó la queja 165/2022 ante Asuntos Internos de la Policía Municipal y la queja 3997/2022 ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco (CEDHJ). La queja ante Asuntos Internos ha sido cerrada en varias ocasiones, siendo reabierta únicamente debido a la insistencia del ciudadano. Por su parte, la Comisión de Derechos Humanos emitió un acuerdo al respecto el pasado 11 de diciembre.

La queja se resuelve con una propuesta de conciliación dirigida al presidente municipal, en la que ordena al titular de Asuntos Internos e Instructor de Procedimientos del Ayuntamiento, que considere como nuevos elementos las pruebas y evidencias recabadas en la integración de la carpeta, así como dar el derecho de audiencia de todas las partes.

A los oficiales de Tránsito, Julio César Hernández Rodríguez, Lilia Tapia Gutiérrez y Ruvicel Santiago Jijón, se les instruye recibir capacitación adecuada que se ajuste a los lineamientos establecidos para los Puntos de Control de Alcoholimetría. Esto debe realizarse “con pleno respeto a los derechos humanos de los conductores seleccionados para practicar la prueba de alcoholemia”.

A las servidoras públicas Azucena Castellón Ledezma y maría del Carmen Wong López, adscritas a la Coordinación de Jueces Municipales, se les pide que atiendan los requerimientos de información de la CEDHJ.

“Yo creo que he dado como 45 vueltas entre Derechos Humanos, Asuntos Internos y Coordinación de Jueces y la verdad es muchísima perdida de tiempo, que es lo que ellos quieren, que uno se desespere para que no se proceda en contra de ellos y es por eso que la corrupción está más que definida con los policías aquí en Puerto Vallarta”, consideró Aguilar Torres, quien pide una disculpa pública y que le paguen los gastos de lo que fue un abuso de autoridad.

GC

EtiquetasCEDHJ
Carolina Gómez Aguiñaga